Política

La expropiación de REE, primer roce de Evo Morales con el Gobierno de Rajoy

Evo Morales, presidente del Bolivia.

La expropiación de la filial en Bolivia de Red Eléctrica Española anunciada hoy por el presidente Evo Morales supone el primer roce en las relaciones entre España y ese país desde que Mariano Rajoy accedió al Gobierno.

A la espera de la reacción del Ejecutivo español -que en un primer momento se ha limitado a destacar las diferencias entre este caso y el de la expropiación de YPF por las autoridades argentinas-, fuentes del Gobierno consultadas por Efe confían en que la relación bilateral "no quede tocada".

Tras la llegada de Rajoy al Ejecutivo, el pasado mes de febrero hubo una entrevista en Madrid entre el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Gacía-Margallo, y su homólogo boliviano, David Choquehuanca, en la que éste expreso su satisfacción por la ratificación de la cooperación existente entre los dos países en diversos ámbitos.

En esa entrevista, García-Margallo se interesó por el futuro marco jurídico para las inversiones extranjeras en Bolivia y por sus posibles implicaciones para las compañías españolas.

También abordaron la cooperación al desarrollo en el país andino, donde España es el principal proveedor de ayuda.

El Gobierno de Zapatero aportó y condonó la deuda boliviana

Entre el período 2007-2010, el anterior Gobierno socialista aportó una media de 61 millones de euros anuales, sin contar los 63 millones de condonación de deuda acordada hace dos años.

En noviembre de 2010, se firmó el nuevo convenio para el período 2011-2015, centrado en tres sectores: agua y medio ambiente, educación y fortalecimiento institucional.

La intención del Gobierno español es que Bolivia siga siendo un país prioritario para la cooperación, aunque este año se van a resentir las cantidades destinadas a esas ayudas por el recorte derivado a la crisis económica.

Incertidumbre española

Morales accedió a la presidencia de Bolivia en el año 2005 con un programa electoral que prometía la nacionalización de los hidrocarburos, lo que provocó cierta incertidumbre en las empresas españolas, entre ellas Repsol-YPF, por ser uno de los mayores inversores del país.

En su primera visita a España, en 2006, Morales recibió el compromiso del entonces jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de condonar una parte sustancial de la deuda boliviana para desarrollar programas de educación.

En febrero de 2007 el presidente boliviano salió al paso de los rumores sobre los supuestos vínculos entre su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), y la organización terrorista ETA, relación que negó tajantemente.

De visita a España en 2009

Morales visitó de nuevo España en 2009, y en esa visita firmó varios acuerdos, uno de ellos para que los ciudadanos de cada país residentes en el otro pudieran votar en los comicios municipales, y otro para la condonación de la última partida de deuda de su país por más de 70 millones de euros.

El presidente boliviano volvió a Madrid en mayo de 2010 para participar en la Cumbre UE-Latinoamérica y Caribe (UE-ALC). En esa ocasión acusó a una fundación vinculada al PP de estar detrás del intento de golpe de Estado en su país en 2008. En el ámbito económico, España se sitúa entre los principales inversores en Bolivia.

En 2004 se inició un descenso de la inversión bruta que se acentuó en 2006 debido a los conflictos sociales y a la inseguridad provocada por las nacionalizaciones llevadas a cabo por el presidente Evo Morales, quien en su primer año de gobierno nacionalizó los recursos energéticos del país.

España, inversor en Bolivia

Pese a ello, en 2009 España fue el segundo mayor inversor en Bolivia, detrás de Estados Unidos.

La mayor parte de esta cifra de negocio -casi el 80 por ciento- estuvo en manos de Repsol YPF, destinada a la explotación y exploración de gas y petróleo.

Aparte de Repsol, las principales compañías españolas que operan en Bolivia son Iberdrola, Red Eléctrica Española (cuya filial ha sido expropiada hoy), Abertis y BBVA.

En diciembre de 2005 el grupo Santander Central Hispano (SCH) salió de Bolivia -país al que llegó en 1998- al vender su participación en el Banco Santa Cruz.

Por su parte, Repsol YPF llegó a un acuerdo con el Gobierno boliviano por el que su filial, Andina, fue nacionalizada el 1 de mayo de 2008, aunque con administración y gestión compartida.

comentarios7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Harto de polí­ticos
A Favor
En Contra

Lo lleva claro el gobierno, que se prepare con la ola de nacionalizaciones a la vista, que poquito les queda de gobernar, no les doy mas de un año.

Puntuación -6
#1
Sende
A Favor
En Contra

Muy bien Rajoy, muy bien PP. Esa y no otra es la manera de SER RESPETADOS EN EL EXTRANJERO como decíais hace 4 dias mamarrachos...

Jajajajjaja

Qué ridículo y encima con las amenazas sel "tal" Soria que son como agua de borrajas...

Y lo que te rondaré morena...

Puntuación -5
#2
PSOE fijo
A Favor
En Contra

Detras de tanta expropiación está el PSOE, anda que no

Puntuación 2
#3
TANCO
A Favor
En Contra

Al payaso de Rajoy le van a nacionalizar hasta los calzoncillos!!!....ese sisaseo que tiene...mejor en los mercadillos....que ya ni en los Registros!!!...PAYASOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Puntuación -4
#4
Anónimo
A Favor
En Contra

había ganas a la "madre patria". se abrió la veda...

Puntuación 2
#5
Epaminondas el sibarita
A Favor
En Contra

Marrajo rajoy es el hazmerreír del mundo mundial. Cualquier piojoso analfabeto como evo morales le moja la oreja. ¿Qué dirían los fascistas si lo que ha pasado con repsol y ree hubiera ocurrido con cualquier otro gobierno? Estos fachas son todos unos hipócritas degenerados.

Puntuación -1
#6
Kike
A Favor
En Contra

TANCO,. socialista marxista kbron, no eres mas tonto porque no entrenas, hijo de la gran chingada.

Puntuación 1
#7