Política

El Senado abre una muestra sobre los 200 años de la taquigrafía en las Cortes

Madrid, 29 may (EFE).- El presidente del Senado, Pío García Escudero, ha inaugurado hoy una exposición en la Cámara Alta que recorre la historia de la taquigrafía en el Parlamento español, desde que se creara el primer cuerpo de taquígrafos en las Cortes de Cádiz hace 200 años.

La exposición muestra los primeros Diarios de Sesiones del parlamentarismo español y recrea la historia de un oficio, la taquigrafía, que fue inventado en España por Francisco de Paula Martí, autor de "Taquigrafía castellana o arte de escribir con tanta velocidad como se habla y con la misma claridad que la escritura común".

Martí, creador del primer método taquigráfico en castellano, concibió la taquigrafía como "la compañera inseparable de la libertad de las Naciones" y, paradójicamente, no llegó nunca a ser taquígrafo de las Cortes.

El presidente del Senado ha destacado la singularidad de esta curiosa exposición, que se inicia con las Cortes de Cádiz en las que los políticos acordaron la contratación de taquígrafos, disgustados por cómo se reflejaban en la prensa sus discursos.

"Ahora, afortunadamente gracias a esa constancia, se puede reflejar perfectamente lo que decimos, incluso lo que no decimos, o dicen que decimos", ha ironizado García Escudero.

Ha recalcado la "ilusión" con que se ha organizado la muestra, que no ha supuesto ningún coste para el Senado ya que los documentos y el material expuesto procede de los archivos de la cámara y de colecciones privadas.

Buena parte de los manuales y libros que pueden verse en la exposición pertenecen de hecho a uno de los taquígrafos del Senado, Javier Núñez Hidalgo, quien ha intervenido en la inauguración y ha destacado que, desde las Cortes de Cádiz, "donde había una sesión parlamentaria, había un taquígrafo".

En la muestra figuran curiosidades como el Diario de Sesiones del 3 de enero de 1874, día del golpe de Estado del general Pavía que puso fin a la Primera República, y las páginas de la biografía del taquígrafo que lo redactó, en las que cuenta los mismos hechos.

Además de los documentos históricos, pueden verse exámenes, métodos, libros, las convocatorias de las primeras oposiciones, reglamentos internos y fotografías, así como una imagen de San Ginés de Arlés, patrón de los taquígrafos y mártir de la Iglesia por negarse, en el siglo IV, a transcribir un edicto de persecución a los cristianos.

También, una transcripción del himno de los taquígrafos, que comienza así: "Hermanos que con signos fijáis toda palabra".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin