Política

El PP volverá a tumbar el pulso de los tres vocales del CGPJ contra Dívar

El presidente del CGPJ. Foto: EFE.

La Mesa del Congreso rechazará el próximo martes la petición cursada por tres vocales del Consejo General del Poder Judicial para comparecer en la Comisión de Justicia de la Cámara Baja con el objetivo de dar cuenta de las actividades y gastos realizados desde el principio de su mandato, según fuentes parlamentarias. Los vocales del órgano de gobierno de los jueces Margarita Robles, Inmaculada Montalbán y Felix Azón, que en su momento pidieron la dimisión de su presidente, Carlos Dívar, por sus viajes a Marbella (Málaga), remitieron este miércoles un escrito a las Cortes ofreciéndose a comparecer a petición propia.

No obstante, la Mesa del Congreso, con mayoría del PP, no admitirá esta solicitud en coherencia con el veto impuesto el pasado martes a las comparecencias de Dívar solicitadas por el PSOE y por la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA).

Entonces, el órgano de gobierno de la Cámara Baja argumentó que no se podía citar a Dívar porque entre las competencias del Congreso no está la de controlar al CGPJ, según indicó la vicepresidenta primera, la 'popular' Celia Villalobos antes de apelar a la división de poderes.

Ese mismo argumento será el que esgriman los representantes del PP ante la oferta de explicaciones de los tres vocales: si no es precedente que el presidente de la institución explique ante el Parlamento cómo gestionan sus fondos, tampoco lo es que lo hagan tres de los vocales, por mucho que sean ellos quienes acudir. Otra cosa es que ellos ofrezcan esas explicaciones públicas en otros ámbitos.

El PSOE, más cerca del Constitucional

El PP y el PSOE habían rechazado juntos las dos primeras peticiones de comparecencia de Dívar, presentadas por IU-ICV-CHA, pero el pasado martes discreparon. Ese último veto fue criticado por los sociaslistas, que no entendían que el PP no aceptara su solicitud de comparecencia del presidente del CGPJ cuando iba acompañada de una sentencia del Tribunal Constitucional avalando la posibilidad de citar al máximo representante del Poder Judicial para cuestiones de su competencia.

Por ello, su portavoz en el Congreso, Soraya Rodríguez, ya avanzó que los socialistas pedirán a la Mesa del Congreso que reconsidere el próximo martes su decisión y, de lo contrario, anunció que acudirán en amparo al Tribunal Constitucional.

Lo que sí admitió la Mesa de la Cámara Baja en relación con el 'caso Dívar' fue la comparecencia del fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, cuya presencia fue reclamada por la Izquierda Plural. No obstante, ahora será la Comisión de Justicia la que decida si finalmente el fiscal debe comparecer o no.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Zimbawe es mucho más DEMOCRíTICO !!!
A Favor
En Contra

¿Qué más hace falta para que dimita Carlos Dívar o para que el Gobierno lo saque de una vez de su sillón? ¿Un eclipse? ¿Una aparición mariana? ¿Un país europeo con cultura de la responsabilidad y donde los políticos y altos funcionarios del Estado sean conscientes que el dinero de los contribuyentes es de las cosas más sagradas que hay? Cada nuevo detalle que conocemos de lo que considera un gasto oficial el máximo responsable de la justicia en España provoca aún más ganas de emigrar. Érase una vez un presidente de Tribunal Supremo tan trabajador que tenía cenas de trabajo hasta la noche de los Reyes Magos. Y eso que cenaba solo. Érase un Consejo General del Poder Judicial tan generoso que pagaba cinco días de vacaciones en Marbella al jefe por un acto de unas horas. Y eso que el hotel le pillaba a 200 kilómetros de su apretada agenda. Érase un ministro de Justicia tan cumplidor que, después de estas revelaciones "“y alguna más que saldrá"“, hoy nos seguirá diciendo que da igual, que ya lo siente, que "Dívar sale reforzado" y que si el pueblo no tiene pan, que coma pasteles.

¿Se conjuga el verbo dimitir en castellano? ¿Seguro? ¿También en primera persona?

Lo de menos es con quién compartía mantel Carlos Dívar durante estas 24 cenas para dos personas que nos cargó a la cuenta de todos los españoles (salvo la cuenta de aquellos defraudadores en los que tanto confía el Gobierno y que se beneficiarán de la amnistía fiscal). Es evidente que las cenas y los fines de semana caribeños de Dívar en Puerto Banús fueron un gasto personal. Si no lo fuese, el presidente del Supremo lo hubiese explicado ya. La transparencia en el gasto público consiste en eso: si no lo puedes contar, será que no debiste hacerlo.

Todo Madrid y parte del extranjero saben ya con quién viajaba durante sus largos fines de semana para dos. A mí su vida privada me importa un Dívar, siempre que sus gastos privados se los pague él, que para eso el presidente del Supremo disfruta del segundo sueldo público más alto del país, solo por detrás del que tiene estipulado el rey. Es tan obvio y tan sencillo de explicar que sorprendería que el Gobierno pueda aguantar esta situación durante muchos días más, como si no hubiese un dinosaurio en el salón que se está meando en la sopera, que se está comiendo las cortinas, que daña más a la convivencia, al Estado y a la imagen exterior del país que mil pitadas con pedorreta al sagrado himno nacional.

Puntuación 8
#1
XANDRA
A Favor
En Contra

A 1). Totalmente de acuerdo. ¡Gracias!, por el tiempo que te has tomado. Y, encima, señores como el que nos ocupa -meapileros de pro- andan sin remordimiento alguno y opinando que sólo Dios le cabe juzgarle. ¡Toma castaña!, y aquí el resto del personal pagando impuestos.

Puntuación 5
#2