Política

El PP rechaza tramitar en el Congreso la propuesta del PSOE de habilitar audiencias con los ciudadanos

El PP ha rechazado en el Pleno del Congreso tomar en consideración la proposición de ley del PSOE para articular una vía que permita habilitar comparecencias de ciudadanos ante el Parlamento con el fin de que puedan presentar sus iniciativas o explicar sus peticiones.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Para el ex secretario de Estado Ignacio Astarloa, la iniciativa del PSOE "no es seria", resulta "confusa" y no sigue el camino adecuado porque debería incluirse dentro de un acuerdo conjunto para reformar el reglamento. A su juicio, para acercarse a la sociedad es preferible apostar por la Ley de Transparencia que prepara el Gobierno.

La idea del PSOE era aprovechar la actual Comisión de Peticiones donde el Congreso centraliza solicitudes de distinto tipo que cursan los ciudadanos en virtud del artículo 23 de la Constitución que consagra el derecho de todos los ciudadanos a participar en los asuntos públicos, sea directamente o a través de sus representantes.

La capacidad de maniobra de esta comisión, que actualmente preside el diputado del PP Gabino Puche, es muy limitada y básicamente se ocupa de reenviar a quien corresponda las consultas, denuncias y propuestas de los ciudadanos y de hacer llegar a éstos las respuestas de las distintas instituciones

UNA COMISIÓN CUESTIONADA POR TODOS

Lo que buscaba el PSOE era reformar el Reglamento del Congreso para dar una vuelta a esa Comisión de Peticiones, subrayando que, "después de más de treinta años de vigencia de la Constitución, la ciudadanía reclama más y mejores cauces para la participación política".

En el debate de este martes, buena parte de los grupos parlamentarios han coincidido en cuestionar esta Comisión de Peticiones. Así, para Joan Tardà, de ERC, es "el hazmerreir", mientras que para Chesús Yuste, de la CHA, sólo es "un buzón". El nacionalista Aitor Esteban, del PNV, ha admitido que habría que "darle la vuelta" a su diseño.

En la iniciativa del PSOE, defendida por Pablo Martín Paré, se señala que la Comisión de Peticiones puede ser "una sede idónea para articular la participación directa de la ciudadanía en los procedimientos parlamentarios, mediante la creación de la Comisión Permanente de Peticiones y Participación Ciudadana" con nuevas competencias como "la posibilidad de convocar en audiencia especial a los autores de las peticiones al objeto de informar sobre su contenido".

Además, se contemplaba la celebración de sesiones específicas para que los promotores de iniciativas ciudadanas, y cualesquiera asociaciones y organizaciones, así como los ciudadanos a título particular, puedan participar en debates sobre estas y otras iniciativas que puedan resultar de interés a juicio de la Comisión.

El PSOE también preveía la celebración de este tipo de comparecencias ciudadanas a petición de las Mesas de las Comisiones y las ponencias legislativas, sin perjuicio de las que pueden y deben celebrarse en las comisiones legislativas en relación con los proyectos y proposiciones de ley que se encuentren en tramitación.

Esa nueva Comisión de Peticiones y Participación Ciudadana podría adoptar después resoluciones sobre los asuntos que se hayan debatido en su seno y tendría que redactar cada año una memoria de actuaciones "como instrumento adecuado de rendición de cuentas respecto de la actividad de la Comisión".

Antes del debate, la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Soraya Rodríguez, acompañada de la secretaria de Participación, Redes e Innovación y diputada por Murcia, María González Veracruz, y el portavoz de Reglamento y diputado por Illes Balears Pablo Martín, presentaron su iniciativa a diversas asociaciones que defienden la participación de la ciudadanía en las instituciones.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin