Política

El comisario Rehn apoya que el fondo de rescate compre deuda para restar presión a España

Bruselas, 28 jun (EFE).- El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, consideró hoy que no debería excluirse la compra de bonos españoles por parte del fondo europeo de rescate como medida para rebajar a corto plazo la presión de los mercados.

"Las intervenciones en los mercados primario y secundario por parte de los mecanismos de estabilidad -en referencia al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE)- no deberían excluirse de las alternativas", respondió Rehn al ser preguntado sobre la propuesta en este sentido del primer ministro italiano, Mario Monti.

El comisario reconoció, al término de una reunión de líderes liberales previa a la cita de jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea de hoy en Bruselas que en los últimos días ha habido intensas negociaciones al respecto.

Rehn recalcó que se necesitan "decisiones convincentes sobre las medidas para estabilizar los mercados a corto plazo" y asegurar que los costes de financiación de España e Italia desciendan.

"El trabajo está teniendo lugar", zanjó Rehn, quien rehusó precisar los detalles de las medidas en negociación y recordó que el Banco Central Europeo ha desempeñado hasta ahora un "papel clave" en la crisis para asegurar la estabilidad financiera.

En opinión del comisario, la cuestión primordial de la cumbre es que se tomen medidas a largo plazo, pero sin perder de vista los altos costes de financiación a los que están teniendo que hacer frente España e Italia.

"Esto requiere acción de los países afectados", añadió y citó el caso concreto de Italia, que, según Rehn, "está adoptando un amplio paquete de propuestas, como la reforma del mercado laboral o de las pensiones".

"En la cumbre de hoy y mañana, debemos lograr una respuesta política convincente y creíble", insistió y negó que exista una contradicción entre tomar medidas a corto y a largo plazo, ya que se necesita actuar en ambos frentes.

Rehn abogó en este contexto por seguir avanzando hacia una verdadera unión económica y monetaria a la vez que se trabaja para resolver los "retos más inmediatos", como son las elevadas primas de riesgo de España e Italia.

"Es esencial que la cumbre tome medidas concretas para la estabilización de los mercados", reiteró y también pidió una mayor integración económica que permita avanzar hacia la mutualización de riesgos comunes.

El presidente del grupo de los liberales europeos, Graham Watson, por su parte, se mostró tajante sobre la posición adoptada por Alemania: "La canciller alemana, Angela Merkel, tendrá que mostrar algo de flexibilidad si quiere que esta cumbre sea un éxito".

Watson se refirió en concreto a la mutualización de deuda o la emisión de eurobonos y subrayó que "es importante que todos los países muestren su voluntad y compromiso para encontrar una salida".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin