Política

Mas pide "tiempo" para reducir el déficit y denuncia los impagos del Gobierno

Barcelona, 4 jul (EFE).- El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha pedido hoy a las instituciones europeas "un poco de tiempo" para poder reducir el déficit y ha denunciado que los impagos de las deudas pendientes del Gobierno español justifican un tercer plan de ajustes catalán que con el pacto fiscal cree que sería innecesario.

Mas ha comparecido ante el pleno del Parlament para dar cuenta de la nueva oleada de recortes que tiene que aplicar la Generalitat con el fin de acercarse a los objetivos de déficit para este año.

El presidente catalán ha lamentado que Europa obligue a "correr demasiado" en la reducción de déficit: "Austeridad sí, pero no a cualquier ritmo. Pedimos un poco de tiempo para seguir el camino que estamos de acuerdo en que hay que seguir".

En su intervención, de 40 minutos y sin hacer uso de su derecho a réplica a los discursos de la oposición, Mas ha advertido de que los nuevos recortes en el gasto público son indispensables si Cataluña no quiere "ser expulsada del sistema o entrar en un colapso total".

Mas ha destacado que el esfuerzo que está haciendo el país para contener el gasto es "gigantesco", pero no tendría que serlo si contase con el concierto económico del País Vasco, por lo que ha considerado "urgentísimo" conseguir el pacto fiscal catalán.

Los recortes, ha resaltado Mas, se aplican en lugares gobernados por PP, PSOE, IU o CiU, de manera que "la diferencia no la marca el color político del gobierno de turno sino la soberanía financiera. No es un tema ni ideológico, ni de izquierdas o derechas".

Mas ha asegurado que el Govern se ha visto abocado a estos nuevos ajustes por circunstancias que no son de su responsabilidad directa.

Así, se ha quejado de que el Gobierno español no ha pagado sus deudas con Cataluña en inversión en infraestructuras, que ascienden a más de 900 millones de euros por los últimos dos años.

También ha denunciado la "operación escandalosa de centrifugación del déficit" que está llevando a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy, retirando el dinero "convenido" para las autonomías en inmigración, guarderías, compensaciones de peajes o políticas activas de empleo.

Eso se suma, según Mas, a la "sistemática invasión competencial" del Gobierno central, que "con el argumento de que hay que tomar decisiones rápidas es como un tanque que pasa por encima de todo".

Ya en el debate parlamentario, la portavoz económica del PSC, Rocío Martínez-Sampere, ha afeado a Mas que sólo "alce la voz" para pedir el pacto fiscal y en cambio no lo haga para oponerse a los recortes de Rajoy ni para defender los servicios públicos.

"Lo más grave que ha pasado en los últimos tiempos es que se ha roto la sanidad universal y a usted esto no le gusta pero tampoco se indigna. Alza la voz por el pacto fiscal y las deudas del Estado, pero calla o susurra por todo lo otro", ha exclamado.

Por su parte, la presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha dicho estar de acuerdo con que el Estado pague sus deudas a Cataluña "pero ahora mismo no hay dinero" y, sobre la acusación de Mas de que el Gobierno del PP se dedica a "centrifugar" el déficit, ha dicho que la Generalitat "también lo centrifuga a los ayuntamientos".

Sánchez-Camacho ha dejado claro que apoya los "ajustes" contra el déficit y ha emplazado a Mas a examinar a finales de año el impacto que haya tenido el euro por receta y "revisar" entonces esta medida.

El secretario general de ICV, Joan Herrera, ha alertado a Mas de que "los recortes son la vía más rápida y segura para acabar como Grecia" puesto que, según ha dicho, han conseguido colocar a Cataluña "a las puertas de una profunda recesión".

El presidente de ERC en el Parlament, Joan Puigcercós, ha instado a Mas a que "cambie de socios y de rumbo" para "plantar cara" al Gobierno español y a decir "no" a sus políticas de recortes.

El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, ha denunciado que la Generalitat durante los últimos años "ha vivido por encima de sus posibilidades" con el dinero de todos los catalanes, mientras el diputado de Solidaritat Uriel Bertran ha comparado a España con el Titanic y ha pedido "salir" del barco "antes de que se hunda".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin