Política

El Govern prepara decreto para reforzar el control sobre las inspecciones de los edificios

Barcelona, 5 jul (EFE).- La Generalitat prepara un nuevo decreto sobre inspección técnica de edificios, que quiere tener listo en octubre para su aprobación posterior, con el fin de reforzar el control de la administración sobre el resultado de las inspecciones que deben pasar los edificios.

El secretario de Vivienda de la Generalitat, Carles Sala, ha explicado a Efe que este propósito de mejorar el decreto actual no es consecuencia de los tres derrumbes de edificios ocurridos en Cataluña en los últimos días, sino que el Govern ya expuso hace dos semanas su voluntad de solventar algunas "ineficiencias" de la normativa actual.

Sala ha precisado que la administración se encuentra con el problema de que "no tiene conocimiento de si un edificio ha pasado la inspección técnica a no ser que tenga deficiencias muy graves", y ha asegurado que ésta es una de "quince ineficiencias" que el Govern se propone resolver con el nuevo decreto.

Si un edificio con deficiencias leves o graves pasa una inspección, luego está obligado a hacer las obras correspondientes para subsanarlas si quiere obtener el certificado de aptitud por parte de la administración, pero si la comunidad de propietarios decide no hacerlas o no dispone del dinero para ello, la administración desconoce el resultado de la inspección y las obras que tiene pendientes.

La Generalitat también quiere reflejar de forma más clara en la normativa que desatender la obligación que tiene todo propietario de mantener en buen estado su edificio puede acarrear sanciones.

Asimismo, la administración catalana se plantea la posibilidad de hacer obligatorias también las inspecciones técnicas para los edificios unifamiliares.

Pese a esos y otros aspectos susceptibles de mejora que se incluirán en el nuevo decreto, Sala ha dejado claro que el decreto en vigor es "suficiente y cubre las necesidades" actuales, y ha asegurado que la coincidencia en el tiempo de estos derrumbes es más fruto de una "desgraciada casualidad" que de otra cuestión.

En cualquier caso, Sala ha puesto el acento en la conveniencia de concienciar a la población respecto a la necesidad de mantener en buen estado el edificio en el que vive, de la misma manera que los ciudadanos sienten la obligación de someter sus vehículos a una revisión.

Preguntado por si los derrumbes de estos días son en cierta medida consecuencia de la crisis económica, Sala ha evitado establecer una relación de causa-efecto.

Sin embargo, ha considerado "evidente" que la crisis económica hace "difícil" que las comunidades de propietarios consigan créditos para sufragar obras de rehabilitación de edificios.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin