Buscar

Cumbre UE en Bruselas sobre Unión Mediterránea, energía y cambio climático

AFP
12/03/2008 - 11:36

Los líderes europeos celebran el jueves y viernes en Bruselas una cumbre centrada en el controvertido proyecto del presidente francés Nicola Sarkozy de crear una Unión Mediterránea, pero también en su plan de lucha contra el cambio climático y la cuestión energética.

Tras haber logrado un trabajoso acuerdo con Alemania, Sarkozy intentará el jueves por la noche convencer al resto de sus socios de la utilidad del proyecto, que busca relanzar las relaciones entre los países de la Unión Europea y del Mediterráneo, desde Marruecos hasta Israel.

El principal problema de la idea de Sarkozy es que los Estados miembros del norte de Europa (Alemania, Gran Bretaña, países Escandivanos) no se sienten incluidos, y otros como Grecia, Eslovaquia o Eslovania, que ejerce la presidencia de la UE, temen la creación de instituciones paralelas.

Sarkozy aseguró que llegó con la jefa de gobierno alemana, Angela Merkel, a un acuerdo que "no excluirá a nadie", aunque persisten dudas sobre el financiamiento del proyecto y su papel junto al "Proceso de Barcelona" y la "Política Europea de Vecindad", instrumentos actuales de la UE en sus relaciones mediterráneas.

Si este tema promete un arduo debate entre los jefes de Estado y de gobierno de los 27, las discusiones también prometen ser interesantes en cuanto a la aplicación de los objetivos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2020, que la UE se fijó en marzo de 2007.

En enero pasado, la Comisión Europea detalló los medios concretos para lograr esa reducción del 20% de gases de efecto invernadero y el aumento al 20% de la parte de energías renovables en el consumo energético total del bloque y al 10% de los biocarburantes en el transporte.

El problema es que a medida que pasa el tiempo, cada vez más países temen que la Unión Europea esté exigiendo demasiado a sus industriales y termine provocando una deslocalización masiva de plantas.

Las preocupaciones abarcan también el impacto negativo del desarrollo de los biocarburantes, tras una serie de estudios científicos que denuncian sus efectos sobre el medio ambiente, los precios de los alimentos y las poblaciones donde se producen.

En todo caso, los líderes de los 27 tienen previsto indicar que es necesario llegar a un acuerdo definitivo sobre el plan europeo contra el cambio climático "antes de fines de 2008", según el proyecto de conclusiones de la cumbre que debe ser aprobado el viernes y del cual la AFP obtuvo una copia.

Este apuro está vinculado con las negociaciones internacionales sobre el recalentamiento planetario que se reanudarán a fines de 2009 en Copenhague.

El jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, presentará un informe sobre "cambio climático y seguridad internacional", que lanza el debate sobre esta cuestión entre los 27 y propone al bloque asumir el liderazgo mundial en la materia.

El conciso informe, de 12 páginas y del cual la AFP obtuvo una copia, presenta las "amenazas" que trae aparejadas el cambio climático para la paz mundial y propone iniciativas para que la UE aumente su capacidad de respuesta y mejore la gobernanza global.

bur-mar/js

Contenido patrocinado

Otras noticias