Política

La Sanidad pública deja de ser desde mañana totalmente gratuita para los irregulares

Madrid, 31 ago (EFE).- Desde mañana, 1 de septiembre, los inmigrantes en situación irregular recibirán atención sanitaria gratuita en urgencias, mujeres embarazadas y que den a luz, menores de 18 años y enfermos crónicos tratados anteriormente, mientras que los demás deberán suscribir un convenio y pagar una cuota.

Así consta en las "Instrucciones sobre la asistencia sanitaria a prestar por el Servicio Madrileño de Salud a todas aquellas personas que no tengan la condición de asegurada o beneficiaria" que ya ha distribuido la Comunidad de Madrid en los centros de salud y hospitales de la región, para su aplicación a partir de mañana sábado.

El documento asume el Real Decreto Ley de 20 de abril de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, que establece que los extranjeros que se encuentren en España y no coticen a la Seguridad Social, que no sean ni asegurados ni beneficiarios, paguen una cuota mensual si quieren tener cobertura sanitaria completa.

Entre los colectivos a los que afecta el Decreto se encuentran los inmigrantes en situación irregular en España a los que se les retirará la tarjeta sanitaria, pero serán atendidos en urgencias, por enfermedad grave o accidente, así como durante el embarazo, parto y postparto y en el caso de los menores de 18 años.

La atención gratuita a estas personas por parte de la Sanidad madrileña incluye a los enfermos crónicos que ya están siendo tratados, pero no "a los que empiecen a venir ahora nuevos", según indicó ayer la presidenta regional, Esperanza Aguirre, quien afirmó que de esta manera cumple la ley y además, dijo, "es claro que no podemos atender a los ciudadanos del mundo entero".

Las personas no aseguradas o beneficiarias que no estén incluidas en las prestaciones gratuitas pueden suscribir un Convenio Especial y recibir asistencia sanitaria "mediante el pago de la correspondiente contraprestación o cuota derivada de la suscripción", según las instrucciones de la Consejería.

En caso de que no sea así, la factura correspondiente a la asistencia recibida "será remitida, a través del órgano competente de la Administración General del Estado, a su país de origen", en virtud de los convenios existentes con algunos países.

Quedan fuera de la asistencia sanitaria gratuita los inmigrantes irregulares que tras recibir el alta en urgencias, precisen de un seguimiento médico posterior así como las recetas que se les prescriban, que no estarán financiadas por el Sistema Nacional de Salud.

Por contra, se garantiza la asistencia sanitaria gratuita a los solicitantes de protección internacional cuya permanencia en España haya sido autorizada por ese motivo, y las víctimas de trata de seres humanos en período de restablecimiento y reflexión cuya estancia temporal en el país haya sido autorizada.

En cuanto a los supuestos de salud pública o que pueden repercutir en la sociedad -enfermedades de declaración obligatoria y trastornos mentales graves-, también se garantiza la asistencia, aunque los atendidos tendrán que pagar, a excepción de si han suscrito un Convenio Especial o si el proceso evolutivo de la enfermedad dura menos de un año.

En todos los casos anteriores, los facultativos tendrán que registrar a estos usuarios especificando que no tienen permiso de residencia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin