Buscar

Los cabos sueltos del Madrid Arena un mes después de la tragedia

EcoDiario.es
12:03 - 30/11/2012
Tres de las víctimas del Madrid Arena. Imagen: Archivo

Justo cuando está a punto de cumplirse un mes de la tragedia del Madrid Arena, y con las responsabilidades todavía por depurar, fallecía la última víctima de la avalancha en la macrofiesta de Halloween. Hasta el momento lo único certero es que el aforo del recinto se superó en un 58% más de lo permitido, un elemento rotundo aunque no determinante para que se produjesen las muertes. Lo ocurrido es, al parecer, un cúmulo de negligencias tanto por parte de la empresa organizadora Diviertt, como del equipo médico y de la seguridad privada. En la trama tampoco se libran de la sombra de la duda ni el Ayuntamiento de Madrid ni la Policía.

Las 16.791 entradas vendidas, cifra revelada tras el recuento de la Policía, superan con creces los 10.600 asistentes que permitía el Ayuntamiento para la fiesta de Halloween y las 9.650 entradas que declaró en sede policial y judicial el organizador del evento, Miguel Ángel Flores, y en  más de 9.000 personas de los que esta empresa había comunicado al Consistorio cinco días antes de la fiesta a través de un documento.

La seguridad que requiere este tipo de eventos multitudinarios se encargó a la empresa privada Kontrol 34, que fue encargada de vigilar los accesos al recinto -cinco accesos con un encargado en cada punto- y el Ayuntamiento contrató a la empresa Seguriber- unas 37 personas- para tener bajo control las zonas exteriores de la Casa de Campo.

Tras días y semanas de investigación, ahora parece que el principal detonante de la avalancha viene de la mano de los vigilantes de seguridad de la empresa Kontrol 34 - contratados por la organización - que abrieron las puertas de emergencias del Madrid Arena antes de la tragedia de modo que cientos de asistentes a la fiesta  accedieron así al recinto y no por medio de la única puerta habilitada para este efecto.

En este sentido, un vídeo que hoy publica El Mundo pone en evidencia que los porteros de Kontrol 34 mantuvieron además casi toda la noche bloqueado un pasillo cercano al vomitorio, salida  que hubiese podido aliviar el flujo masivo de jóvenes. Uno de los motivos de este cierre fue una sesión fotográfica a las gogós del evento.

A todo esto se le suma el botellón que había en el aparcamiento del Madrid Arena con consentimiento de la organizadora Diviertt, que supuestamente cobró por ello 10 euros. El diario El País apunta, tras el visionado de las imágenes, que a las 2.30 horas "los organizadores de la fiesta, a través de los vigilantes de seguridad que habían contratado para la misma, de la empresa Kontrol 34, deciden desviar a cientos de personas que llegan al Madrid Arena en parte del botellón exterior para que no accedan al pabellón por la única entrada habilitada". De esta manera, se juntan en la planta cero tanto los jóvenes que acceden al recinto por las puertas de emergencias abiertas por Kontrol 34 como los que quieren salir de la pista.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Madrid tampoco calibró la gran afluencia de jóvenes al Madrid Arena, a tenor de los efectivos municipales que envió para controlar la seguridad. Sólo acudieron 12 agentes. El informe del Ayuntamiento que ha analizado la situación asegura que "en ningún momento se comunicó la existencia de incidentes relacionados con el interior del recinto del Madrid Arena, ni por parte de la organización ni de los asistentes". Además, se señala que "de haberse producido alguna comunicación sobre indicios que hubiesen aconsejado la intervención en el interior del recinto, esta hubiera acudido".

Equipo médico deficiente

Otro de los puntos negros de la tragedia  parecen ser  las deficiencias en el equipo médico. El director general de Emergencias y Protección Civil, Alfonso del Álamo, sostiene que nadie avisó al Samur ni a los bomberos de que se iba a celebrar la fiesta. En consecuencia, no se pudo preparar con antelación ningún dispositivo sanitario preventivo, como sí se había hecho en eventos anteriores celebrados en ese pabellón.

Además ha criticado que el equipo médico encabezado por Simón Viñals paró demasiado pronto las labores de reanimación en varias de las víctimas mortales del Madrid Arena y ha explicado que ellos están, por protocolo, un mínimo de 30 minutos con la reanimación avanzada. 

Aun pendientes de un dictamen judicial, son varias las voces que responsabilizan al doctor Simón Viñals, exconcejal popular de 77 años y contratado como responsable del equipo médico privado por Diviertt, la promotora del evento. Éste, según un miembro del Samur, "estaba de brazos cruzados y en la enfermería tres cuerpos en el suelo".

Según 20minutos.es el informe oficial del Samur revela que fue una mujer y no el doctor Viñals quien pidió a las cuatro de la mañana asistencia para una joven que se encontraba inconsciente. Era la joven que murió días después en el hospital. En el documento también se relata que fue un vigilante de seguridad quien dio la alarma al Samur que ya estaba desplazado en el lugar en el que podía haber otras tres personas en parada en el recinto, en la enfermería.

Otro de los trabajadores del Samur coincide con esta actuación de Viñals y ya ha elevado un escrito al juez. En él se explica que el desenlace de la tragedia hubiese sido distinto si se hubiese contado con los medios adecuados de reanimación.

El organizador, en libertad

 El juez dejó en libertad al gerente de la empresa Diviertt que organizó la fiesta de Halloween en la que murieron cuatro chicas, aunque con la obligación de personarse en el Juzgado dos veces al mes, al igual que el propietario de la empresa Kontrol 34, que se encargó del control de los accesos y la seguridad en el interior del recinto, Carlos Manzanares Rodríguez.

El primero de ellos habría recibido un trato de favor por parte del presidente del Madrid Espacios y Congreso, Pedro Calvo con quien mantiene una relación de amistad y quien ya ha renunciado a su cargo en el Ayuntamiento. La deuda de más 26.000 euros que Diviertt había contraído con la Seguridad Social no ha sido impedimento para que Calvo la considere como una de los doce empresas preferentes.

Del mismo modo la empresa de Flores tenía en exclusiva la organización de eventos en dicho recinto hasta 2013. Así consta un documento en manos del diario El Mundo, en el que se establece "un marco de actuación" privilegiado, con el que la empresa de Miguel Ángel Flores eliminaba la posible competencia. Madrid Espacios y Congresos se comprometía a no alquilar la sala a ningún competidor ni en el mes anterior ni en el mes posterior a las fechas de Flores. Ni en 2012, ni en 2013.

Comentarios 3

#1
30-11-2012 / 13:20
Puntuación 3

Se vendieron mas entradas de las "oficiales" para llevarselo "en crudo".

Había que repartir un montón de sobres a cárgos políticos y demás "conseguidores". A parte de los que se quería llevar el empresario en negro.

La faena es que hubo muertes y queda al descubierto esta (nueva)trama de corrupción político-empresarial.

OTRA MAS!!

#2
30-11-2012 / 14:34
Puntuación 3

Otro despopósito más de esta lamentable actuación.

CASUALMENTE el tal Viñals tiempo atrás fué un cargo del Ayuntamiento de Madrid.

Ya sabemos que todo esto es PURA CASUALIDAD.

O quizás no.

#3
30-11-2012 / 18:07
resti
Puntuación 0

botella, tu y tu equipo de gobierno dimisión sois los únicos responsables