Buscar

El Ayuntamiento asegura que el Samur no tenía competencia en el Arena al no abonar las tasas

Europa Press
11:56 - 3/12/2012 | 13:03 - 3/12/12
Exteriores del Madrid Arena. Imagen: Archivo

La concejala delegada de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Fátima Núñez, ha explicado hoy que el servicio de urgencias Samur no estaba de servicio en la fiesta Thriller Music Park del Madrid Arena porque no tenía competencia ni autoridad al ser este evento privado. "Para que Samur hubiese estado tenía que ser contratado por el organizador asumiendo las tasas", ha insistido.

Núñez ha respondido así en la comisión de investigación abierta en el Ayuntamiento de Madrid a raíz de los sucesos en el recinto madrileño y tras recordarle la oposición que el director general de Emergencias y Protección Civil del Ayuntamiento, Alfonso del Álamo, indicó la pasada semana que nadie avisó al servicio de urgencias ni a los bomberos de que se iba a celebrar la fiesta.

La concejala ha explicado que el evento Thriller Music Park, de carácter privado, contaba con su propio servicio sanitario y con un operativo de ambulancias contratado para la fiesta.

En la misma línea de desligarse de cualquier responsabilidad se enmarcaron las declaraciones de la coordinadora general de la Oficina de Planificación Urbana, Beatriz Lobón, quien ha insistido este lunes en la comisión de investigación del Madrid Arena que el edificio cuenta con todas las licencias necesarias y que no es aplicable en él el Código Técnico de Edificación de 2006 al no haberse llevado a cabo obras de remodelación.

Lobón ha terminado su comparecencia apuntando que al "triplicar el aforo" se dio un "mal uso" al edificio y hace que un inmueble "seguro pueda ser inseguro". "Y nos puede llevar a donde nos ha llevado", ha concluido.

La experta en Urbanismo ha detallado que el edificio fue concluido en 2005 y en ese momento no necesitaba pasar por una inspección técnica al no haber pasado 30 años desde su construcción, tal y como establece la normativa en vigor.

Así, Lobón ha justificado que las peticiones de licencia por parte de Madrid Espacios y Congresos (Madridec) en 2007 y 2009 responden a "la voluntad de la mercantil en hacer obras" que, como no se llevaron a cabo, fueron "archivadas y no tramitadas". Es decir, que la licencia concedida "sigue estando vigente".

Nueva normativa

Sobre si el Madrid Arena tenía obligación de adaptarse a la normativa posterior a su construcción, esto es, el Código Técnico de Edificación de 2006, la coordinadora ha explicado que los edificios construidos "no tienen que adaptarse a nuevas normativas salvo que haya una disposición que diga lo contrario". En este caso no lo hay.

Lobón ha recordado que el Madrid Arena se construyó entre 2002 y 2005 sobre el antiguo rocódromo para crear un espacio polivalente en la capital. Fue proyectado, construido y supervisado por técnicos municipales y en él se aplica la Ley de Contratos de la Administración Pública y la Ley del Suelo.

En el mismo sentido va la ordenanza de Licencias y Control Urbanístico de 1997, vigente durante la construcción del Madrid Arena, que señalan que los proyectos que dependían del Consistorio no requerían de licencia urbanística. A eso hay que sumar dos sentencias del Tribunal Supremo, una de abril de 1999 y otra de mayo de 2002.

Comentarios 0