Política

La Policía Nacional dota de chaleco antibalas a todos los agentes que patrullen en la calle

Ignacio Cosidó. EFE

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha presentado este martes el nuevo chaleco policial antibala-anticuchillo que se asignará a todos los agentes que patrullen en la calle. En total, se distribuirán 21.126 chalecos en tres fases a los policías destinados en unidades operativas de toda España, programa que supone una inversión de aproximadamente seis millones y medio de euros. El Gobierno destina la mitad de los nuevos policías a Cataluña

Según ha explicado Cosidó en rueda de prensa durante la presentación, la prioridad es "mejorar" y "modernizar" los sistemas de seguridad de los agentes para que puedan desarrollar sus misiones con la "máxima garantía" porque "es necesario que los agentes se sientan seguros para ofrecer un servicio de seguridad al ciudadano".

"Cuando un policía sale a la calle, no sabe lo que se va a encontrar", ha remarcado el director general, quien ha atribuido también estas mejoras de la seguridad de los agentes a la "creciente especialización del crimen organizado" y a la actuación en toda Europa de grupos y bandas que utilizan cada vez más la violencia para la comisión de sus delitos.

Tal y como ha explicado el inspector jefe de Armamento del Cuerpo Nacional de Policía, Rafael Morán, el nuevo chaleco de protección ante el impacto de proyectiles y armas blancas aúna "eficacia, discreción y comodidad", garantizando la protección y disponiendo de la flexibilidad necesaria para ser utilizado en vehículos y en operaciones con armas.

Características: mayor protección y menos peso

El nuevo chaleco, fabricado en su integridad en España, está formado por un conjunto de láminas a base de fibras sintéticas de alta resistencia y tenacidad de base aramida e hidrofugadas. Las fibras que conforman el paquete balístico son resistentes al calor, al frío y al agua, manteniendo sus propiedades entre los 100 y los -30 grados centígrados. Además, es resistente al fuego y no comenzará a carbonizarse antes de los 200 grados.

Según ha indicado Morán, los chalecos tienen una vida mínima de diez años -aunque pueden durar hasta 15 en buenas condiciones-, son compatibles con el máximo nivel de protección entre distintos calibres, cuchillas y punzones, y su peso ronda entre los 1,3 y los 1,7 kilos, dependiendo de la talla.

Este nuevo sistema de protección se distribuirá a los miembros de las distintas unidades de seguridad ciudadana, tanto a nivel central como periférico, que desarrollan su labor en los Grupos de Atención al Ciudadano (GAC), los Grupos Operativos de Respuesta (GOR), las Unidades de Prevención y Reacción (UPR), las Brigadas Móviles y Policía en el transporte, las protecciones dinámicas y el traslado de detenidos.

El director general de la Policía ha procedido a la entrega simbólica de 20 chalecos a otros tantos agentes, pero este año serán hasta 7.926 las unidades que se distribuirán, mientras que para 2014 y 2015 está prevista la entrega de otras 6.600 cada año.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin