Política

El PNV cerrará esta semana el pacto con el PSE que le dará estabilidad

  • Urkullu cede ante los Socialistas para poder tener Presupuestos en 2014
Urkullu (difuminado) y Patxi López en la toma de posesión del primero | EFE

Por fin el lehendakari Iñigo Urkullu va a lograr la estabilidad parlamentaria que necesita para poder gobernar en Euskadi. Esta semana está previsto que se cierre el acuerdo político entre PNV y PSE, que propiciará que los Socialistas desde la oposición hagan posible la aprobación de los Presupuestos del Gobierno vasco para 2014, después de que el PNV tuviera que retirar los de 2013 por falta de respaldos. Por tanto el pacto se cierra esta semana y la foto oficial de rúbrica se hará el 16 de septiembre.

El pacto entre nacionalistas y socialistas incluye dos grandes apartados, que se resumen en ingresos y gastos.

Por el lado de los ingresos, el PNV ha tenido que ceder a la reclamación de Patxi López de ejecutar una reforma fiscal que incluya no sólo elevar los impuestos, sino la puesta en marcha de nuevos mecanismos de lucha contra el fraude fiscal y articular mecanismos de coordinación desde el Parlamento vasco para obligar a las tres Diputaciones (que son las que ostentan las competencias fiscales) a ejecutar las reformas tributaria de forma coordinada y evitar la descoordinación fiscal existente en la actualidad, especialmente de Gipuzkoa frente a Álava y Bizkaia.

Y por el lado de los gastos, los nacionalistas da protagonismo al PSE en el diseño de planes de relanzamiento económico por cerca de 6.300 millones durante los próximos tres años, según indica el diario Deia, afín al PNV, que también cifra en cerca de 1.500 millones el incremento recaudatorio previsto por la subida de impuestos.

En principio el pacto será suscrito por el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y el secretario general de los Socialistas vasco, Patxi López. Pero no se descarta que finalmente pueda unirse al acto el lehendakari Iñigo Urkullu.

Acuerdo de legislatura

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, asegura que el acuerdo que han alcanzado con el PSE-EE es 'muy ambicioso, bastante detallado y extiende su actividad a toda la legislatura, prácticamente todas las medidas abarcan desde el 2014 al 2016'. Aunque se trata de un pacto tan amplio, Ortuzar no quiere calificarlo de pacto de legislatura, sino sólo de acuerdos en materias relevantes.

Necesario contar con el PP

A pesar de que el respaldo de López será lo que haga posible a Urkullu aprobar sus presupuestos, la aritmética de la política vasca necesario incorporar a la reforma fiscal al PP, ya que los 'populares' gobiernan en la Diputación de Álava.

Precisamente el PP se desmarcó la pasada semana con el anuncio de una serie de desgravaciones para reducir impuestos a familias y empresas que contraten e inviertan, lo que en principio va en la línea opuesta a la reforma fiscal que propugnan PNV y PSE.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, calificó estas medidas de 'cosméticas' y considera que las llamadas de atención que está realizando la formación presidida por Arantza Quiroga son más 'un toque de atención' de cara al público, ya que el PP está informado de los pormenores de la negociación fiscal, y cree factible que se unan después al pacto fiscal.

Cerca de 1.500 millones

La reforma fiscal que plantean PNV y PSE prevé unos ingresos adicionales de 1.500 millones en tres años. Se prevé incrementar hasta el 49 por ciento el tipo máximo del IRPF. En materia de Impuesto sobre Sociedades se plantea una rebaja de los 'tipos nominales', pero que al final será una subida para las empresas, porque el 'tipo efectivo' real a pagar será mayor al desaparecer muchas de las deducciones ahora existentes.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin