Política

Fomento acelera la mejora de la señalización ferroviaria con ERTMS en nuevos tramos

Vías del tren de la curva de A Grandeira. Imagen: EFE

El Ministerio de Fomento quiere acelerar la mejora de la señalización ferroviaria en los puntos más conflictivos de la red tras el accidente del Alvia en Santiago de Compostela el pasado 24 de julio. Según explican fuentes conocedoras del proceso a elEconomista Transporte, el primer punto en el que se implantaría el sistema de señalización ERTMS, empleado en tramos de alta velocidad, sería en la ruta Sevilla-Cádiz, un itinerario que a diferencia de la mayoría no se gestiona por Adif y cuyas modificaciones y licitaciones son supervisadas por la Dirección General de Ferrocarriles, que depende de Fomento. Descargue gratis la nueva edición del suplemento Transportes.

En la actualidad, los trenes que realizan este itinerario -que también son Alvia- emplean el sistema LZB hasta Sevilla y después se pasa al ASFA Digital, el mismo que tenía el tramo donde se produjo el desgraciado siniestro. El plan de Fomento es implantar el ERTMS entre la capital andaluza y la Tacita de Plata. Las mismas fuentes añaden que, al mismo tiempo, también se plantea este cambio más adelante entre Valladolid, donde termina la alta velocidad pura, y las conexiones que van al Norte de España. En este último escenario, son gestionados por Adif.

Como publicó elEconomista, existe una veintena de rutas en las que el Alvia no tiene señalización de alta velocidad en el último tramo anterior a la llegada de la estación. Cambiar todos estos puntos negros de Asfa Digital a ERTMS supondría una inversión que ahora mismo no se podría abordar por el gran importe económico de la misma. Pero sí que se puede revisar todo el sistema de ASFA Digital de la red para comprobar que las balizas están bien ubicadas y con el suficiente espacio de antelación para poder frenar ante una emergencia inesperada.

Esta es una de las medidas que anunció el Ministerio el 9 de agosto, cuando la ministra, Ana Pastor, presentó en la Comisión de Fomento un conjunto de medidas para evitar que una desgracia de estas características vuelva a ocurrir. Una de ellas es "dotar de una protección mediante una secuencia de balizas ASFA en los tramos que exista una reducción apreciable de la velocidad máxima, de modo análogo a como se protegen en vía las limitaciones temporales de velocidad". Si esta medida hubiese estado implantada antes, el accidente en las cercanías de Santiago nunca hubiera ocurrido porque el tren habría frenado antes de manera casi automática y hubiese entrado en la curva donde el tren descarriló a una velocidad adecuada.

En estas medidas, Fomento también incluyó la posible instalación de un "sistema satelital para trenes como refuerzo a los sistemas de señalización". Aunque desde el Ministerio no se han dado más detalles sobre esta novedad, fuentes conocedoras de la seguridad viaria explican que se trata de los sistemas de señalización de alta velocidad más avanzados -la última versión del ERTMS 2 y el futuro ERTMS 3-, que basan buena parte de su tecnología en la localización satelital, lo que permite un control al segundo de la posición del tren y el tiempo de reacción es mucho más rápido. Las medidas puestas en marcha por Fomento llegaron antes del Auto que dictó el Magistrado del Juzgado de Instrucción nº 3 de Santiago de Compostela, el pasado 20 de agosto. En el documento, el juez Luis Aláez Legerén reconoce el exceso de velocidad del conductor como motivo principal del accidente -iba a 190 kilómetros por hora en un tramo señalizado a 80 kilómetros por hora- pero critica duramente la falta de señalización.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin