Buscar

Lissavetzky echa en falta ideas y gestión para sacar a Madrid de su "deriva"

EFE
12/02/2014 - 19:02

Madrid, 12 feb (EFE).- "Rescatemos a Madrid de su deriva. Hacen falta ideas y gestión y, en su lugar, tenemos un ayuntamiento que no trabaja por esta ciudad. Madrid se tiene que tomar en serio".

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha cerrado hoy con estas palabras su intervención en las jornadas dedicadas a Economía y Empleo organizadas hoy por el grupo municipal socialista, según un comunicado de esta formación.

Lissavetzky ha puesto sobre la mesa, añade la nota, muchas de las propuestas que los socialistas han lanzando con el objeto de dar un giro "radical" a la "lamentable" situación económica que sufre la ciudad y atajar la tasa de "mortalidad empresarial".

"No hay que inventar la rueda, se trata de voluntad y una hoja de ruta ", ha apostillado.

Empresarios, asociaciones vecinales, sindicatos y agentes sociales se han reunido hoy en la Casa de la Panadería para analizar los problemas de la ciudad en materia económica y buscar soluciones. La jornada, que han contado con la presencia de la mayor parte de los concejales que conforman el grupo municipal del PSOE, se ha centrado especialmente en el turismo y el comercio, dos elementos clave para la economía de la ciudad, como ha precisado Lissavetzky.

Aplicar las herramientas que proporciona la Ley de Capitalidad para potenciar la ciudad es una de las recetas lanzadas por el portavoz.

Para ello, sostiene que es imprescindible que todas las fuerzas políticas se unan en la tarea común de "cambiar el modelo productivo".

En esta línea, ha manifestado su apoyo decidido a cualquier iniciativa "con sentido común" que potencie el comercio y el turismo.

Según el balance que ha hecho de los últimos cuatro años del Gobierno del PP, se han cerrado más de 10.000 locales comerciales, el 27 por ciento de los 200.000 ocupados menos que registra la EPA del último trimestre residen en Madrid, la industria y la construcción están en permanente retroceso, el aeropuerto de Barajas sufre una sangría de tráfico aéreo y el sector servicios se encoge.

"Para colmo", ha agregado, "se está produciendo la situación inédita de que el empleo de calidad localizado en la Sanidad y las Administraciones Públicas también se ha recortado".

A partir de esta radiografía, Lissavetzky ha concluido que medidas como la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy "han sido acicate de esta alarmante situación".

A pesar de este paisaje, Lissavetzky ha estimado que hay motivos para la esperanza: "Madrid ofrece fortalezas importantes para impulsar el desarrollo", ha apuntado.

"No hace falta inventar la rueda sino de aplicar decisión y un plan de ruta", ha señalado.

Esto es justo lo contrario de lo que, a su juicio, aplica el Gobierno de Ana Botella, "que en los últimos meses ha hecho cinco cambios en la dirección del área de Comercio", ha fusionado empresas municipales y ha suprimido organismos "tan decisivos en estos momentos" como Madrid Emprende. "Es decir, no saben hacía donde van", ha zanjado.

A la falta de un plan decidido y coherente se une, según el portavoz socialista, una austeridad "compulsiva" que se centra en dedicar dinero a pagar la deuda con los bancos (el 25% del presupuesto municipal), fruto de años de políticas "megalómanas y de derroche"; y ha citado los más de 500 millones dedicados al Palacio de Cibeles, la nueva sede del Ayuntamiento.

Lissavetzky ha destacado la necesidad de atajar la paulatina desindustrialización de la ciudad de Madrid, donde por ejemplo se han dedicado "cero euros" al apoyo de polígonos industriales.

Tras considerar que la capital debe aprovechar la gran concentración de "neuronas por metro cuadrado" de que dispone, ha recalcado que "hay que cambiar el modelo productivo".

Para ello, el portavoz apuesta por la formación y la innovación. "Hasta ahora todas las miradas se pusieron en la obtención de los Juegos Olímpicos. Yo lo apoyé y está bien, pero no se pueden tener todos los huevos en la misma cesta".

Entre otras cosas propone aprovechar las fortalezas de tener en la ciudad centros de investigación y universidades que complementarían al tejido industrial disperso en los distritos.

Y ha citado el valor de la nave Boetticher en Villaverde, conocida como 'La Catedral de las Tecnología', en la que se ha invertido 40 millones de euros en actualizarla y que "ahora está muerta de risa".

"Me mueve el método científico que consiste en prueba y error y la política aplicada por el PP en Madrid ha sido un fracaso", ha concluido.