Política

La delegación de Gobierno prohíbe una concentración xenófoba en Lavapiés

Madrid, 27 feb (EFE).- La Delegación del Gobierno en Madrid ha prohibido hoy la concentración convocada por grupos ultraderechistas el próximo 8 de marzo en el barrio madrileño de Lavapiés con los lemas "Alto a la invasión" y "Protejamos nuestras fronteras", alegando que supondría un peligro.

En su cuenta personal de Twitter, la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, justifica la prohibición ante la existencia de "razones fundadas" de que pueda haber alteraciones de orden público con peligro para las personas.

Cifuentes añade que la resolución prohibitiva cuenta con informe de la Policía Nacional y dictamen favorable de la Abogacía del Estado.

La concentración había sido comunicada por la plataforma "La España en Marcha", integrada por colectivos como La Falange, Nudo Patriota, Movimiento Católico, Democracia Nacional y Alianza Nacional, y que fue la que protagonizó los incidentes violentos del 11 de septiembre en la librería Blanquerna de Madrid.

En su resolución, a la que ha tenido acceso Efe, la Delegación explica que la concentración se pide para un lugar -la plaza de Lavapiés- que "habitualmente es un punto de reunión de un gran número de personas inmigrantes", y precisa que "no solo la citada plaza, sino todo el barrio tiene una de las más altas tasas e densidad demográfica en cuanto a población extranjera se refiere".

Recuerda el lema de la convocatoria, contrario a la inmigración, y sostiene que todo ello "puede desencadenar la respuesta de grupos antagónicos con el consiguiente riesgo para los propios asistentes a la manifestación".

La Delegación sostiene que "concurren en el presente caso razones objetivas y fundadas de alteración del orden público, con peligro para las personas y bienes", ya que por ejemplo el lugar elegido, con la mayoría de la población inmigrante, "pone de manifiesto, cuanto menos, una evidente voluntad de provocación que puede desembocar en incidentes".

Destaca además que los congregados, para acudir a la plaza, pasarán por el barrio de Lavapiés, con el consiguiente peligro "a tenor de la tensión que sin duda ha generado esta convocatoria entre grupos contrarios".

Señala asimismo que los investigadores han constatado en las redes sociales, en concreto en la cuenta de Twitter de Democracia Nacional, que se están difundiendo mensajes con contenidos amenazantes como: "Ese día todos con bates rollo el soso judío y a cortar cabezas huecas" o "Stop, hijos de puta como vosotros no vais a pasar".

Por todos estos motivos, la Delegación cree que "no cabe otra alternativa que la prohibición de la concentración solicitada", y explica que "los derechos fundamentales pueden ser limitados por otros derechos fundamentales o bienes constitucionalmente protegidos" porque "no son derechos absolutos".

Añade que la prohibición respeta los principios de adecuación, necesidad y proporcionalidad que dicta la Constitución.

Ayer, el portavoz de Justicia de IU en la Asamblea, Mauricio Valiente, reclamó la prohibición al recordar que la Comunidad de Madrid tiene entre sus competencias la lucha contra la discriminación y el racismo.

Valiente afirmó que la delegación "no puede permanecer pasiva ante lo que constituye una provocación al odio en un barrio que se destaca por su convivencia intercultural" y días después del ataque a la sede de SOS Racismo en esta misma zona.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin