Política

La renuncia de Collboni a su escaño marca el arranque de la campaña de las primarias

Barcelona, 10 mar (EFE).- La renuncia de Jaume Collboni a su escaño en el Parlament ha marcado hoy el arranque de la campaña de las primarias del PSC a la alcaldía de Barcelona, en el que los cinco candidatos se han enfrentado en un primer debate sin fricciones, pero con críticas comunes al alcalde Xavier Trias (CiU).

Aunque el diputado autonómico ha marcado el ritmo del primer día de campaña desde primera hora de la mañana con su anuncio, la más madrugadora ha sido Rocío Martínez-Sampere, quien esta madrugada inauguró su andadura visitando diferentes colectivos que trabajan en Barcelona durante la noche, bajo el lema "La Barcelona que despierta, la Barcelona que se atreve".

A esas horas, el primer secretario, Pere Navarro, ya había sido puesto al corriente de la decisión arriesgada de Jaume Collboni, quien comunicó anoche al líder socialista una "irreversible" renuncia al escaño parlamentario que mantendrá incluso si no resultara elegido en estas primarias.

El candidato ha recordado que la política es "un medio para cambiar la sociedad y no un fin en sí misma", por lo que "hay que acabar con la vieja manera de hacer política", aunque ha asegurado que no "juzgará" lo que hagan otros compañeros.

Se ha referido así a las candidatas de las primarias Rocío Martínez-Sampere, también diputada, o Laia Bonet, exdiputada a la que le correspondería ocupar el lugar de Jaume Collboni en el hemiciclo y que "ya tiene la decisión tomada, pero la hará pública mañana", han explicado a Efe fuentes de su candidatura.

Ambas han evitado precisamente pronunciarse al respecto en el debate que ha tenido reunido en los estudios de Cadena Ser-Ràdio Barcelona a los cinco candidatos, Jaume Collboni, Jordi Martí, Rocío Martínez-Sampere, Laia Bonet y Carmen Andrés,

Un encuentro de una hora de duración que ha tenido poco de combate directo entre los aspirantes, que muy pocas veces han entrado a rebatir y han coincidido en la mayoría de puntos de vista sobre los problemas y retos de la ciudad, especialmente en las críticas hacia el alcalde Trias.

Las desigualdades en el seno de la ciudad fruto de la crisis, el modelo turístico y económico, y la movilidad y el transporte público (con especial hincapié en la reforma de la plaza de Glòries, la unión de las líneas de tranvía y el soterramiento de la Gran Via) han monopolizado un primer asalto de campaña sin apenas fricciones.

La tensión dialéctica sí se ha producido en cambio en otros puntos del día, primero en la red social Twitter, cuando Martí ha respondido a las críticas vertidas por Collboni acerca del papel del primero al frente del grupo municipal socialista: "Para Pere Navarro, el problema del PSC son los críticos, y para Collboni, la oposición municipal. ¡Qué pareja!", ha señalado Martí.

Además, desde la cuenta de su candidatura se ha apuntado además que "los concejales del PSC y técnicos del grupo municipal" estaban "deshechos por el ataque de Collboni al trabajo de oposición", porque "todos se han dejado la piel".

Collboni también ha sido protagonista por la tarde, y no solo por un acto de campaña a favor del deporte en la ciudad que ha contado con el apoyo del medallista olímpico Gervasio Deferr y del coordinador de los diputados del PSC en el Congreso, Albert Soler.

Ha sido en otro punto de la ciudad donde el militante Manel Fernández, que ha quedado fuera de la carrera de primarias por los avales invalidados, ha explicado que denunció ante la policía que miembros del equipo de Collboni, con los que compartió sede en la agrupación de L'Eixample, utilizaron un ordenador de su candidatura.

Fernández ha calificado las primarias de "absoluta chapuza", ha asegurado que se plantea impugnarlas judicialmente, y ha cargado contra varios de sus rivales, a los que ha lanzado duros insultos.

Fuentes de la candidatura de Collboni han explicado a Efe que los hechos sucedieron por un error "sin mala fe" de un miembro de su candidatura al confundir los despachos, que estaban un enfrente del otro, que pidieron disculpas a Fernández e incluso informaron del incidente a la federación del PSC de Barcelona.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin