Política

Los mediadores llegan a Euskadi ante el escepticismo del Gobierno Vasco

Vitoria, 15 jul (EFE).- El mediador británico Jonathan Powell y el dirigente del Sinn Féin Martin McGuinness se entrevistarán mañana con distintos dirigentes políticos y con un representante del Gobierno Vasco, a pesar de que el Ejecutivo de Iñigo Urkullu ve con escepticismo esta visita.

De hecho, el lehendakari ya ha anunciado que no se reunirá con ellos, como tampoco lo hará el PP, al entender que su presencia no aportará nada y sólo persigue satisfacer la estrategia de la izquierda abertzale.

Powell y el viceministro principal de Irlanda del Norte, Martin McGuinness, se reunirán en Bilbao con el presidente del PNV, Andoni Ortuzar; con el secretario de Organización del PSE-EE, Rodolfo Ares; con los dirigentes de la izquierda abertzale Rufi Etxeberria y Pernando Barrena, y con un alto cargo del Gobierno Vasco.

Su objetivo es insuflar esperanzas para que el proceso de paz dé algún paso, después de casi cinco meses desde que ETA hiciera un primer gesto de entrega de armas ante la denominada Comisión Internacional de Verificación (CIV), liderada por Ram Manikkalingam.

En aquella ocasión Urkullu se implicó personalmente y acudió el 23 de febrero a respaldar a estos 'verificadores' cuando tuvieron que declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno para hablar sobre el paradero de los etarras que les habían mostrado cuatro armas y distinta munición con el compromiso de dejarlas fuera de uso, pero que luego se llevaron los terroristas en una caja.

A diferencia del papel que jugó entonces, que recibió numerosas críticas por parte del Gobierno, del PP y de organizaciones de víctimas, ahora el lehendakari ha preferido delegar en un representante de su Ejecutivo la cita con los mediadores.

Urkullu piensa que entonces asumió "todos los riesgos habidos y por haber" en aquella "escenificación" de entrega de armas que fue un "fiasco" y cree que si ahora estos mediadores vienen a constatar que no hay avances, su viaje servirá "sólo para satisfacer la necesidad y estrategia de la izquierda abertzale", han indicado a Efe fuentes del Gobierno Vasco.

El lehendakari también cree que una reunión con los mediadores podría "entorpecer" la relación con el Gobierno de Mariano Rajoy y además se produce en un momento en que las relaciones entre el PNV y la izquierda abertzale se han tensado con acusaciones cruzadas sobre los presos etarras, han añadido las mismas fuentes.

Por eso el portavoz del Ejecutivo de Vitoria, Josu Erkoreka, ha confirmado hoy que Urkullu no les recibirá y ha confiado en que el objetivo de Powell "no sea sólo constatar" que no hay avances.

"Ha acabado el tiempo del análisis y de la constatación" tras el cese de la actividad de ETA y ha llegado el momento de que la izquierda abertzale "cumpla los compromisos adquiridos", ha añadido el portavoz.

El PSE también ve con frialdad esta visita y acudirá "a escuchar" aunque cree que lo necesario es que "ETA y la izquierda abertzale den los pasos que tienen que dar", han señalado a Efe fuentes socialistas, mientras que el PP ha declinado la invitación al considerar que lo prioritario es avanzar en un acuerdo entre los vascos que rechace la historia de ETA.

Esas reuniones, ha dicho hoy la secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, "son movimientos cada vez más irrelevantes incluso para quienes en su momento pretendieron legitimar su utilidad para cerrar la página del terrorismo de ETA".

El parlamentario vasco de UPyD, Gorka Maneiro, ha agradecido por su parte a Jonathan Powell que no le hayan invitado a las reuniones porque, aunque no hubiera acudido, su partido no acepta "que vengan de fuera ni de dentro intoxicadores con intenciones engañosas y manipuladoras, como es el caso".

El exjefe del gabinete de Tony Blair ya visitó Euskadi el pasado 26 de febrero y un día después lo hizo el abogado sudafricano Brian Currin, líder del llamado Grupo Internacional de Contacto, con el fin de mantener distintos contactos para evaluar el proceso del final de ETA.

El grupo de Currin y el de Powell, junto a la red social Lokarri, impulsaron la conferencia internacional sobre el final de ETA que se celebró en el Palacio de Aiete de San Sebastián el 17 de octubre de 2011, tres días antes de que la banda terrorista anunciara el fin de su actividad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin