Política

El PP de Madrid apoya a su alcalde en Brunete y aplaza al otoño la labor electoral

Madrid, 29 jul (EFE).- El PP de Madrid ha respaldado al alcalde de la localidad Brunete contra la acusación de una concejala de UPyD de haber intentado comprarla, y ha considerado que con las pruebas que hay en este momento no cabe pedir su dimisión, que sólo se le exigirá si el caso da un giro y se demuestra alguna ilegalidad.

El Comité de Dirección del PP madrileño ha celebrado hoy su última reunión antes de vacaciones y, además dar su apoyo al alcalde de Brunete, ha acordado comenzar el nuevo curso en septiembre con la mirada puesta en las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015, aunque el debate sobre los nombres propios de las listas se abrirá cuando así lo disponga el PP nacional.

Uno de los puntos del día en la reunión de hoy era analizar el informe que había pedido la presidenta, Esperanza Aguirre, sobre el caso Brunete, el supuesto intento de compra por parte del regidor, Borja Gutiérrez, a la edil de UPyD Isabel Cotrina.

El informe, elaborado por los vicesecretarios del PP regional Bartolomé González y Javier Lasquetty, entiende que no se pueden exigir responsabilidades al primer edil con la única prueba de una grabación que realizó Cotrina a escondidas de una larga conversación que mantuvieron ambos al comienzo de esta legislatura.

Tras analizar todos los datos, el informe sostiene que "no parece que existan motivos suficientes ni evidencias claras" que "deban conducir a una exigencia de responsabilidad política del alcalde Borja Gutiérrez, dado que una parte de las acusaciones vertidas son poco verosímiles o directamente inverosímiles, y otra parte se basa en fragmentos de una larga conversación que admiten interpretaciones completamente diferentes a las que sostienen quienes le acusan".

Aguirre ha puesto el acento en el hecho de que Cotrina -que no sabía apagar la grabadora que llevaba escondida en la ropa y, por ello, se escucha su conversación posterior con otro concejal de UPyD- admite ante su compañero de partido que Gutiérrez no le había ofrecido ni dinero ni trabajo para su hija, como sí consta en su denuncia.

También sorprende al PP que Cotrina hiciese una primera grabación sólo tres días después de las elecciones locales del 25 de mayo, cuando ni siquiera se sabía que Gutiérrez iba a ser investido alcalde -el cabeza de lista, Félix Gavilanes, renunció a la alcaldía justo un día antes de su toma de posesión del cargo-.

Con todo, Aguirre ha asegurado que si aparecen "nuevas evidencias" al PP no le "temblará el pulso" contra Gutiérrez. "Si se demuestra que se ha cometido alguna irregularidad, ilegalidad, o si el alcalde queda en entredicho, evidentemente dimitirá", ha zanjado.

Las elecciones de 2015 acapararán el nuevo curso político desde septiembre, ha explicado Aguirre, con la idea de trabajar para que "en todos los municipios haya una oferta clara del PP en la que se defiendan las ideas, puntos de vista y las soluciones" que los populares creen que existen a los problemas "pendientes".

A lo que no ha respondido Aguirre es a si se ve encabezando la candidatura a la Alcaldía de Madrid, porque es un tema que siempre surge a partir de sondeos o supuestos comentarios de "altos cargos" del PP. "Y yo no he visto ni altos cargos, ni encuestas, ni nada", se ha limitado a responder, antes de recordar que corresponde a Mariano Rajoy, como presidente del partido, decir cuándo hay que abrir el proceso de las candidaturas.

Al margen de estas cuestiones, Aguirre ha aprovechado su comparecencia ente la prensa para expresar su "enorme tristeza" por el hecho de que una persona que "no era digna" haya representado a su partido en las urnas, en referencia al expresidente balear Jaume Matas, que ayer ingresó en prisión por tráfico de influencias en el caso Palma Arena.

Y también ha tenido palabras para el caso de Jordi Pujol, que ha dicho que parece ser "la punta del iceberg" en una Cataluña que "se había convertido en un régimen", en el que se había instalado la "impunidad".

Se ha mostrado convencida de que muchos votantes de Convergencia estarán "desolados" tras conocer la "confesión" de Pujol, porque aunque quieran escuchar "cantos de sirena" y creer que el dinero procedía de una herencia o que en 34 años no había encontrado el momento de regularizarlo, "si lo miran objetivamente esto no es una herencia".

"Es el 3 % de las comisiones que se cobraban de todas las obras y servicios públicos en Cataluña", ha dicho, en referencia a la alusión que hizo en su día Pasqual Maragall sobre el cobro de comisiones en los gobiernos de CiU.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin