Política

Margallo subraya que luchar contra el contrabando no es una opción, es una obligación

Madrid, 11 ago (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ha subrayado hoy que, para España, la lucha contra el contrabando de tabaco en Gibraltar "no es una opción, es un deber, una obligación" que se cumplirá mejor si hay colaboración y cooperación por parte del Reino Unido.

García Margallo, en declaraciones a Efe, ha hecho estas consideraciones en relación con el informe de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) que insta a las Fiscalías de España y de Reino Unido a investigar el contrabando de cigarrillos en la frontera de Gibraltar.

El ministro ha apostado por la colaboración y cooperación entre España y Reino Unido para atajar prácticas "ilícitas y claramente lesivas" para los intereses de la UE y de España y ha insistido en que el cumplimiento de la legislación comunitaria "no es una opción".

El jefe de la diplomacia española se ha mostrado dispuesto "desde este mismo momento" a aceptar la fórmula que planteó en marzo de 2013 el entonces responsable de Exteriores británico, William Hague, de crear grupos de trabajo "ad hoc" de estudio, diálogo y colaboración.

En este caso, además de la problemática sobre el contrabando y el blanqueo, Margallo es partidario de abordar otro "contencioso pendiente", como la distorsión que provoca el régimen fiscal del Peñón, con un impuesto de sociedades del 10 %, un tratamiento fiscal del juego más bajo que el de España y Reino Unido, y un modelo que "facilita enormemente la ocultación de los titulares de sociedades".

El ministro ha recalcado que España padece un desvío de actividades hacia el Peñón por cuestiones "artificiales" que "priva" a España de crear los puestos de trabajo que generaría si no se produjese.

A juicio del responsable de Exteriores, en este grupo de trabajo sólo tendrían que colaborar España y el Reino Unido, pues la lucha contra el contrabando y el blanqueo de capitales sólo compete a los dos países, si bien en otros casos "probablemente" habría que implicar a las autoridades competentes de España y de Gibraltar.

Margallo ha recordado que España hace tiempo advierte de que Gibraltar se había convertido en "un nicho" de contrabando de tabaco que implica pérdidas de ingresos para España que "podrían rozar los 1.600 millones de euros", una actividad que supone el 19 % del PIB del Peñón y aporta a Gibraltar ingresos equivalentes al 33 % de su presupuesto.

Asimismo, el ministro ha subrayado la importancia de combatir el blanqueo de dinero "en unos momentos en los que todos estamos embarcados en la lucha contra el fraude fiscal internacional".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin