Buscar

Análisis | El PSOE mediático: Pedro Sánchez, a la conquista de los platós

Antonio Papell
18/09/2014 - 16:40
Más noticias sobre:
Pedro Sánchez en 'El hormiguero'. Imagen: Antena 3

Los medios de comunicación han revolucionado los procedimientos de la representación política. La capacidad de penetración de la televisión, en concreto, ha hecho que su papel de intermediación entre representantes y representados sea decisiva, hasta el punto de que determinadas instituciones del proselitismo político, como los mítines, estén cayendo en picado ante la evidencia de que son mucho más productivas las comparecencias en la pequeña pantalla, que juega un papel determinante en el acercamiento de los candidatos políticos a la ciudadanía y en la celebración y difusión de debates políticos entre las distintas opciones.

En España, estos avances se han producido con extrema lentitud, y todavía hay recelos a la hora de fiar a este potente medio la suerte electoral. Es digno de recordar lo difícil que resultó acordar un debate entre las dos grandes opciones en las pasadas elecciones europeas, debate que se ajustó a un formato descabellado por la excesiva prudencia de los contendientes, pactado por las partes entre grandes cautelas.

El surgimiento de Podemos ha terminado, al parecer, de convencer al establishment político de que la televisión es el futuro en lo referente a la dialéctica política y a su traslación al cuerpo social. Pablo Iglesias caló en ambientes jóvenes a través de 'La tuerka', una televisión por Internet con relevante audiencia entre los jóvenes, y, posteriormente, mediante sus participaciones en las tertulias de las cadenas privadas. Los líderes de Podemos, con Iglesias al frente, demuestran un gran conocimiento técnico del medio, que les proporciona una extraordinaria capacidad de penetración, cuyo éxito se ha constatado en las encuestas y en los primeros resultados obtenidos por dicha organización (el tercer lugar en las europeas, con cinco eurodiputados).

En este contexto, es fácil de entender el interés de Pedro Sánchez, el nuevo líder del PSOE, por conseguir popularidad personal e ideológica a través de la televisión. Máxime cuando él mismo ha sido pródigo tertuliano antes de que su nombre sonara siquiera para desempeñar un determinado liderazgo en su partido. Como es conocido, Sánchez ha entrado telefónicamente en 'Sálvame' para condenar el Toro de al Vega de Tordesillas ante Jorge Javier Vázquez, que lo criticaba, y este miércoles acudió a 'El Hormiguero', el programa de Pablo Motos en Antena 3, para marcar territorio y aproximarse a la audiencia. Este domingo será además entrevistado en el programa 'Viajando con Chester' de Risto Meijide, en Cuatro.

Esta aproximación a los medios, algo que ya sucede en los países anglosajones (los de ascendiente francófono son más solemnes y protocolarios) no es más que un baño de realismo que lleva a aceptar con naturalidad que la política consiste en lograr una identificación con la ciudadanía para poder ejercer la representación de la forma más espontánea posible. El único riesgo que presenta este formato es la frivolidad. Porque el líder de un gran partido político debe conferir a sus intervenciones públicas unas dosis importantes de veracidad, de rigor en los contenidos y de congruencia con el programa. El tertuliano que recurre a lugares comunes o divaga para disimular su desconocimiento de de lo que se está hablando tan sólo ha de responsabilizarse ante sí mismo del fracaso, pero el político que se pronuncia en público tiene la obligación de la solvencia.

En cualquier caso, las críticas genéricas al uso generalizado de las más modernas técnicas de comunicación por los políticos no tienen sentido. Han pasado los tiempos en que se suponía que un cierto distanciamiento daba respetabilidad y facilitataba la gobernación. Y es muy deseable que exista esta familiaridad que se está estableciendo, y que casa a la pefección con el principio democrático. Porque no hay verdadera representación sin confianza, que el representante se debe ganar a pulso mediante el contacto directo con los electores.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 4

#1
18-09-2014 / 17:26
tr2000
Puntuación -2

Partidos que salen en la tele: PSOE, Podemos, PP, CiU, Ciudadanos, UpyD, IU, VOX, Partido animalista PACMA...

Partidos que NO salen en la tele: Democracia Nacional, España 2000, MSR, La España en Marcha, FE JONS, AES

#2
18-09-2014 / 20:10
el oraculo de Praga
Puntuación 2

El PPSOE en busca del voto de las marujas, hay que buscar el voto en los sustratos de bajo nivel intelectuál y facil de convencer, el de los jovenes esta perdido

#3
19-09-2014 / 00:28
tr2000
Puntuación 0

Marujas y homosexuales, ese es el target del PSOE

#4
19-09-2014 / 09:11
eu
Puntuación 0

He escuchado a mas de una mujer decir que le votará por ser guapo....así nos va.


El flash: toda la última hora