Política

Aznar da su apoyo a Rajoy agradeciendo a San Gil y Ortega Lara su trabajo por el partido

No ha defraudado. El ex presidente del Gobierno, José María Aznar ha protagonizado uno de los momentos que más ovación se ha llevado. El que ayer apareciese por sorpresa en el XVI Congreso Nacional del PP (no se le esperaba hasta hoy) ha cautivado a un público que, entre bambalinas, aseguraba que con "Aznar no estaría el partido como está?.

Ha llegado en mitad de una de las intervenciones previstas para hoy. Ha interrumpido, como ya hiciese ayer, en medio de un auditorio que escuchaba la Ponencia Económica definitiva del partido, pero "a Aznar se le perdona todo", señalaba uno de los compromisarios.

El presidente de Honor del PP ha entrado en la sala entre aplausos y abrazos de los compromisarios y políticos del partido. Se ha fundido en un abrazo con el presidente del partido, Mariano Rajoy (ayer sólo se estrecharon las manos) y ha ocupado su sitio en la tribuna.

Sólo le faltaba un turno para tomar la palabra. Antes, el presidente fundador del PP, Manuel Fraga debía hablar. "Esperaba que fuese más duro", señalaba el mismo compromisario.

La dosis de Aznar

Pero como ya es costumbre, las intervenciones de Aznar provocan gran expectación entre los asistentes. El ex presidente del Gobierno ha arremetido contra el Gobierno del PSOE en su discurso, ha recordado todos los logros alcanzados durante sus ocho años en La Moncloa y ha mandado un cariñoso recuerdo a María San Gil y José Antonio Ortega Lara "sin ellos el partido no sería lo que es hoy", ha dicho.

Con un "soy uno de los 750.000 militantes de este partido y creo haberlo demostrado claramente, un disciplinado militante que no aspira a nada, que no quiere nada, que no juega a nada" ha arrancado los aplausos del público. Ha pedido unidad porque en su opinión "formamos un partido en el que no sobra nadie, unido por nuestra idea de libertad y nuestra idea de España.

Orgullosos de defender nuestros principios y valores y orgullosos de haber liderado una etapa de progreso y bienestar en los ocho años en los que los españoles nos dieron su confianza".

El camino del centro

El cinismo ha tomado parte del discurso de Aznar al referirse a los méritos y desméritos del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. "Nunca he comprendido y sigo sin comprender esa idea del centro como el final imposible de un viaje interminable".

Nadie nos tiene que enseñar el camino del centro. No vamos al centro, estamos en el centro desde hace muchos años?, ha sentenciado el ex presidente del Gobierno.

El presidente de honor del Partido Popular no ha querido marcharse sin antes dar su apoyo al líder de la formación política, Mariano Rajoy. ?Doy mi respaldo responsable a quien va a continuar en los próximos años con esa tarea de dirigir nuestro partido. Mariano Rajoy, si le dais vuestra confianza, tiene ante sí una gran responsabilidad?.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Jose
A Favor
En Contra

¿Como puede aspirar a gobernar éste país el señor Rajoy, si tiene que pedir permiso a Aznar hasta para ir a mear? Un aspirante a presidente del gobierno de España no puede humillarse como lo hace éste señor.

Puntuación -1
#1