Política

La anciana desahuciada en Vallecas, escéptica ante el posible fin de su drama

Madrid, 24 nov (EFE).- Tras protagonizar el pasado fin de semana un desahucio dramático, Carmen Martínez Ayuso, la mujer de 85 años expulsada el viernes de un piso de Vallecas (Madrid) con el que avaló un préstamo a su hijo, ha recibido hoy con escepticismo el ofrecimiento de una vivienda social anunciado por el Ayuntamiento de Madrid.

En el entorno de la mujer aseguran que no "creerán nada" hasta que puedan ver "una solución clara y real" para Carmen, que tras el desalojo el pasado viernes de la vivienda que habitaba desde hace medio siglo se ha instalado en la casa de un familiar a la espera de alguna solución para su problema.

El abogado de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y asesor jurídico de Carmen, Manuel San Pastor, ha recibido con más críticas que esperanzas el ofrecimiento de una vivienda social municipal anunciado hoy por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella.

"Lo que (la alcaldesa) tiene que hacer es no dejar viviendas vacías y tampoco venderlas a fondos buitres", ha expuesto el abogado convencido de que "obras son amores y no buenas razones"

"Cuando veamos las obras, juzgaremos", ha ratificado el portavoz de la anciana, que también ha calificado de "brindis al sol" el anuncio del Ministerio de Economía de que gestionará ante la Sociedad de Gestión de Activos (Sareb) o el Fondo Social de Vivienda (FSV) una vivienda en alquiler para Carmen.

Un anuncio que se produjo después de que el pasado sábado el exfutbolista y entrenador del Rayo Vallecano Paco Jémez ofreciese el apoyo del club para sufragar el coste de una vivienda hasta que se solventase su situación de Carmen.

"Ella es una persona fuerte, pero está cansada y triste por lo que está viviendo", expone el asesor jurídico de Carmen, que tras el protagonismo informativo de las últimas semanas ha decidido guardar silencio en su nuevo domicilio.

Porque Carmen está "derrengada", según ella misma admitía ayer tras agradecer la solidaridad de sus vecinos, que "están sufriendo por nosotros, hasta los extranjeros".

Según su hijo, Luis Jiménez Martínez, la mujer está "muy afectada, sin poderse creer lo que le está ocurriendo".

El origen de su caso estuvo en el dinero que un "prestamista particular" dio a la familia, con la casa de Carmen como aval, a un tipo de interés altísimo y con intereses por mora también muy altos.

Ahora, la anciana recurrirá el procedimiento para que el juez estudie de oficio las cláusulas abusivas de este caso, al considerar su asesor que hay motivos para la nulidad.

El abogado de la PAH quiere también que la anciana pueda recuperar sus pertenencias, pues el desahucio se produjo, explica, sin que pudiera sacar sus recuerdos.

Con el caso de Carmen en todos los informativos, la PAH ha protestado hoy ante la sede del Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima), un ente autonómico, "contra la venta de viviendas públicas a fondos buitre" y la contradicción que "estas viviendas no sean otorgadas a personas en dificultades".

Evaristo Amado

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin