Política

La OSCE constata el inicio del repliegue del armamento pesado en Ucrania

Kiev, 27 feb (EFE).- La misión especial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en Ucrania constató hoy el inicio de la retirada del armamento pesado de la línea que separa las posiciones de Kiev y las milicias prorrusos en el este del país.

"Nuestros observadores empezaron ayer a seguir el movimiento del armamento pesado desde la línea de contacto en varios lugares" del frente, anunció el jefe de la misión especial, Ertogrül Apakan, durante una videoconferencia con el Consejo de Seguridad de la ONU reunido esta tarde en Nueva York.

Lamentó, sin embargo, que el organismo "no pudo determinar la procedencia ni el emplazamiento final de ese armamento", como ha exigido reiteradamente durante toda esta semana, en la que se ha negado a verificar el repliegue de artillería iniciado por las milicias separatistas.

El veterano diplomático turco también constató una reducción significativa de las acciones de combate en los últimos días a lo largo de prácticamente todo el frente, con la salvedad de aislados incidentes junto al aeropuerto de Donetsk y la localidad de Shirókino, a 21 kilómetros de la ciudad de Mariúpol.

De hecho, el Ayuntamiento de Donetsk denunció hoy mismo "fuego de artillería pesada en la zona del aeropuerto", mientras que las escaramuzas junto a Shirókino no cesan desde hace una semana, según han reconocido los dos bandos.

Pese a la mediación de la OSCE, tanto Kiev como los rebeldes han vuelto a mostrar hoy desconfianza mutua sobre la sinceridad del bando contrario a la hora de replegar el armamento, un punto clave de los acuerdos de paz firmados en Minsk el pasado 12 de febrero.

"Las milicias retiran sólo parte de su artillería y a una distancia que puede ser superada en media hora", se quejó hoy el portavoz del mando militar ucraniano, Andréi Lisenko.

El coronel ucraniano reiteró que los separatistas, en lugar de replegar, reagrupan su artillería y lanzaderas de misiles en otros puntos del frente, concretamente en la zona de Mariúpol, la segunda ciudad más importante de la región de Donetsk convertida en su capital alternativa, leal a Kiev.

Además, según Lisenko, "siguen llegando trenes cargados de armamento, municiones y combustibles desde Rusia" para los separatistas.

También los prorrusos ponen en duda las intenciones de Kiev, como dejó claro hoy el número dos del mando militar rebelde, Eduard Basutin, que aseguró "no tener información sobre la retirada del armamento de la parte ucraniana".

Según los acuerdos de Minsk, tras el establecimiento del alto el fuego las partes en conflicto debe retirar su armamento pesado de la línea de separación de fuerzas, a fin de crear a lo largo de la misma una franja libre de artillería de al menos 50 kilómetros.

Entre tanto, y pese a que las partes en conflicto y la OSCE constatan un cumplimiento casi total del alto el fuego, el mando militar de Kiev informó hoy de la muerte de tres soldados ucranianos durante la jornada de ayer.

Estas bajas mortales ucranianas son las primeras que comunica el mando militar desde el pasado martes.

Por otro lado, el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, advirtió hoy de que las Fuerzas Armadas de su país están preparadas en todo momento para emplazar el armamento pesado en sus antiguas posiciones en caso de que los separatistas incumplan los acuerdos.

En una intervención en la ceremonia de graduación de la Universidad de la Defensa Nacional, el jefe del Estado subrayó que incluso en el mejor de los escenarios Ucrania tendrá que fortalecer su capacidad defensiva.

"Incluso en el caso de una larga tregua que desemboque en un arreglo político y una paz estable, la amenaza militar desde el este (Rusia) lamentablemente persistirá y demandará esfuerzos permanentes y el fortalecimiento de la capacidad defensiva del Estado", dijo Poroshenko.

Poco después, el primer vicesecretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Oleg Gladkovski, aseguró que Ucrania "recibe armamento letal" de algunos países "donde no hay ruido".

Agregó que durante la visita de Poroshenko a la feria de armamento "IDEX-2015", celebrada recientemente en los Emiratos Árabes Unidos, Ucrania cerró "contratos por cientos de millones de dólares con muchos países tanto para exportar como importar" armas letales.

"Pero no me gustaría publicitar esa información hasta que se ejecuten (esos contratos), porque ahora es mucha la información que se usa contra nosotros", subrayó Gladkovski en alusión a Rusia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin