Política

El TSJM decide mañana sobre las medidas cautelares pedidas por el rector de la Complutense

Madrid, 3 mar (EFE).- El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) decidirá mañana sobre las medidas cautelarísimas solicitadas por el rector de la Universidad Complutense, José Carrillo, para que se suspenda el acuerdo del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid que impide convocar elecciones en ese centro.

Carrillo anunció ayer que ha recurrido al TSJM "para impugnar y solicitar la suspensión cautelar" del acuerdo del Consejo de Gobierno de la Comunidad, del pasado 26 de febrero, que paraliza la convocatoria de elecciones al Rectorado de la Complutense, y ha dicho que no renuncia a "otras acciones legales".

El rector confía en que el procedimiento de petición de amparo "sea breve y que en una semana o diez días" puedan convocar las elecciones al rectorado, ya que la "suspensión cautelarísima" tiene plazos muy cortos.

Fuentes del TSJM han informado de que el recurso ha recaído en la Sección Octava de la Sala de lo Contencioso Administrativo, que es la que tiene la competencia cuando se impugna un acuerdo de la Comunidad de Madrid referido a educación.

Y será mañana cuando los magistrados deliberen y fallen sobre un recurso que, según han recordado las fuentes del TSJM, se refiere a medidas cautelarísimas.

La Comunidad de Madrid desestimó una modificación parcial de los estatutos de la Complutense, aprobada por el Claustro en diciembre, porque solo cambia cuatro artículos referidos al procedimiento electoral, mientras que el Gobierno regional exige una completa adaptación a la ley orgánica sobre Universidades de 2007, la LOMLOU.

Según Carrillo, el claustro de la Complutense ya intentó, sin éxito, aprobar una reforma estatutaria total en mayo pasado, pero no hubo quórum, por lo que, ante las elecciones a rector, acordaron por mayoría absoluta modificar los puntos referidos al proceso electoral de los artículos 70, 73 y 76.

Por su parte, la Dirección General de Universidades madrileña asegura que le contestó por escrito, el 17 de febrero, que la propuesta "debía de incluir la modificación de todos los artículos afectados" por la LOMLOU, "un reparo de legalidad que debía ser subsanado".

Para el rector, la Comunidad "se ha extralimitado" al hacer "reparos sobre lo que no se ha sometido a su consideración", vulnerando "el derecho fundamental a la autonomía universitaria" reconocido por el Tribunal Constitucional.

Carrillo asegura que en los contactos mantenidos tras aprobarse la reforma parcial en diciembre la Comunidad no puso reparos, pero luego "cambió de criterio" paralizando la convocatoria de elecciones.

Preguntado si veía alguna intencionalidad política, Carrillo dijo que sufrió "presiones por teléfono" pidiéndole "mayor celeridad" en la investigación interna abierta por la UCM al profesor Juan Carlos Monedero, de Podemos, un proceso que en la universidad puede tardar "uno o dos años" porque es "muy garantista".

Entre otras razones de tipo político, Carrillo dijo que a la Comunidad quizás "no le interese" que él salga reelegido "dos o tres semanas antes" de las elecciones autonómicas de mayo próximo, o que haya "alguien enfadado" por una sentencia ganada por la UCM, que obliga a la Comunidad a pagarles 51 millones.

La directora general de Universidades de la Comunidad, Lorena Heras, aseguró ayer que "aún existe plazo" para que el claustro de la UCM modifique los estatutos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin