Política

El PP no apoya el uso Fondo de Contingencia para tratar a pacientes de hepatitis

Santiago de Compostela, 10 mar (EFE).- Los diputados del PPdeG en el Parlamento de Galicia no apoyarán que se eche mano del Fondo de Contingencia para poder suministrar de forma urgente el tratamiento a los pacientes con hepatitis C.

"Nosotros no vamos a tocar el Fondo de Contingencia", afirmó el diputado popular Miguel Santalices en el transcurso de su intervención a una proposición no de ley de Alternativa Galega de Esquerda (AGE).

La diputada de este grupo parlamentario Eva Solla defendió habilitar para el tratamiento con sofosbuvir una partida presupuestaria del Fondo de Contingencia, una especie de hucha de la Xunta para imprevistos.

Eva Solla afirmó que la situación en que se encuentran los pacientes afectados por hepatitis C sí "es una emergencia".

El diputado del PP propuso a Eva Solla una enmienda de sustitución a su iniciativa, para que se estableciesen los mecanismos necesarios y se garanticen los recursos económicos necesarios para tratar a los pacientes afectados.

Además, la propuesta popular planteaba que se garantizase el tratamiento con los nuevos antivirales a todos los pacientes "basándose estrictamente en criterios clínicos" y "bajo la indicación y seguimiento" de profesionales con experiencia en el manejo de dicha enfermedad.

Santalices recordó que Galicia, como comunidad autónoma que cumplió el compromiso de déficit, podrá recibir del Gobierno central la partida necesaria para sufragar el tratamiento y devolver el dinero en un plazo de tres años sin interés alguno.

El debate de esta tarde en el Parlamento subió de tono cuando Santalices afirmó que el PPdeG respalda a los pacientes pero no "a aquel que utilizando una plataforma de pacientes hace política perversa para uso de una determinada formación".

La diputada de AGE Eva Solla acusó al Gobierno central de pasar "la patata caliente" de la financiación del tratamiento a las comunidades autónomas.

La parlamentaria también acusó al Ejecutivo central de "ocultar" información sobre los precios pactados con la multinacional farmacéutica Gilead. "No se conoce a estas alturas el coste", indicó.

El socialista Pachi Vázquez defendió igualmente echar mano del Fondo de Contingencia para sufragar de manera urgente los tratamientos al considerar "de emergencia" la situación.

Vázquez criticó que se diga que se van a tratar a todos los pacientes "que haga falta", y dijo que eso es inviable desde el punto de vista económico porque los números no cuadra.

Además, indicó que mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que en España hay 900.000 casos de hepatitis C, las cifras de la Xunta hablan de 30.000 pacientes diagnosticados.

Monserrat Prado, del BNG, criticó al Gobierno de la Xunta cruzarse de brazos "a la espera de que Madrid decida".

La parlamentaria nacionalista recordó que los pacientes gallegos aún están a la espera del tratamiento que se comercializa con el nombre de Sovaldi desde el mes de enero de 2012 cuando la Unión Europea aprobó su prescripción.

Por último, la diputada Carmen Iglesias, del Grupo Mixto, se dirigió a los escaños del PPdeG para afirmar que "poner precio a una vida es muy difícil de justificar".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin