Política

Los partidos de la derecha nacionalista exponen su posición de cara a nuevo gobierno

Jerusalén, 18 mar (EFE).- Los partidos de la derecha nacionalista israelí, Hogar Judío e Israel Nuestro Hogar, han felicitado a Benjamín Netanyahu por su triunfo electoral ayer y expresado su posición respecto a la formación del próximo Ejecutivo.

"Es una mañana maravillosa para el pueblo israelí. Este no es un gobierno de derechas que ha resultado electo, sino un gobierno para todo el pueblo israelí", manifestó Naftalí Bennet, dirigente de Hogar Judío, que obtuvo 8 escaños parlamentarios, cuatro menos que en las anteriores elecciones de 2013.

Bennet añadió que su partido tiene muchas misiones por delante, incluidas las de mantener la seguridad, salvaguardar la naturaleza judía del Estado y atender a cuestiones económicas.

"Formaremos un gobierno que aborde estas gigantescas cuestiones y con la ayuda de Dios lo lograremos", añadió Bennet, según consigna hoy el digital "Ynet".

Por su parte, el dirigente del ultra-derechista Israel Nuestro Hogar, Avigdor Lieberman, cuyo partido ha obtenido 6 escaños, cinco menos que en la anterior legislatura, dijo que Netanyahu merece ser congratulado por "el logro impresionante y extraordinario alcanzado. Creo que el pueblo ha hablado".

Sobre su posible inclusión en el próximo Ejecutivo, Lieberman aseguró: "Nuestras demandas son claras, no las escondemos y las hemos puesto por escrito, incluida la cartera de Defensa. No tenemos el objetivo de estar en la oposición, pero no nos sumaremos a la coalición sin no se cumplen ciertas demandas".

Netanyahu se impuso por un claro margen a la coalición de centroizquierda Campo Sionista, en las elecciones del martes y hoy su formación, la conservadora Likud, informó de que tiene la intención de formar gobierno en el plazo de dos o tres semanas.

El comunicado precisó que Netanyahu "ya ha hablado con todos los partidos con representación parlamentaria que ve como socios para su nuevo gobierno", su tercero consecutivo y el cuarto de su carrera.

Según la nota, se trata de los dirigentes de la formación Hogar Judío, Naftalí Bennet; el de Kulanu, Moshé Kahlón; de Israel Beitenu, Avigdor Lieberman; del Shas, Arie Deri; y los del Judaísmo Unido de la Torá, Moshé Gafni y Yaacov Litzman.

Con ellos, el primer ministro podría alcanzar una mayoría parlamentaria de 67 de los 120 escaños del Parlamento, y con una coalición exclusivamente de derechas y de ultraortodoxos, es decir, de las más homogéneas que ha tenido el país en las últimas dos décadas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin