Política

Lissavetzky dice que Botella no ha dado la talla en su mandato y tiene un suspenso

Madrid, 28 abr (EFE).- El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha dicho hoy que la alcaldesa, Ana Botella, "no ha dado la talla" durante su mandato, que "ha sido una mala etapa para los madrileños", y en consecuencia se merece un "suspenso".

Lissavetzky, que en todo caso ha deseado a Ana Botella "lo mejor en su vida personal y profesional" a partir de ahora. ha preguntado a la alcaldesa en el último Pleno municipal antes de las elecciones del 24 de mayo si "considera alcanzados los objetivos que anunció para el mandato que ahora finaliza".

Tras escuchar de boca de la alcaldesa una respuesta afirmativa, Lissavertzky le ha replicado que es "muy generosa en su autoevaluación" y tiene "un nivel bajo de autoexigencia".

Casi de forma cronológica, el portavoz socialista ha ido recordando hitos de la gestión de Ana Botella, empezando por la tragedia del Madrid Arena, que "dejó al descubierto los problemas graves de seguridad en los recintos municipales" y en la que la regidora "no dio la talla en la gestión".

Luego ha mencionado la candidatura olímpica de Madrid 2020, en la que ha recordado que tuvo el apoyo del PSOE aunque no les dio "vela en el entierro, nunca mejor dicho", ha comentado, y logró convertirse en tendencia mundial en las redes sociales con su famoso "relaxing cafe con leche".

A continuación ha recordado la huelga de basura, que ha considerado consecuencia de un modelo de contratos integrales que ha llevado a una ciudad "más sucia y desatendida" y al despido de trabajadores.

En su lista de "incumplimientos", Lissavetzky ha incluido el compromiso de crear 150.000 nuevos puestos de trabajo para aproximarse a los dos millones de madrileños trabajando, cuando hoy hay 16.000 afiliados menos y 1.711.000 puestos de trabajo.

También que dijo que esta seria la legislatura del Plan General "cuando no ha tenido ni el apoyo de la Comunidad de Madrid" y que "iba a ser el mandato de la vivienda en alquiler y ha sido el mandato de los fondos buitre y del desahucio".

Igualmente, ha señalado que "han bajado" las políticas sociales, y que no es verdad que la deuda se haya rebajado en 4.000 millones de euros porque era de 6.377 millones y será de 5.000 a finales de 2015, lo que de paso demuestra, ha concluido , que "no era verdad los datos que daban y había facturas en los cajones y además deuda comercial".

"Nos ha engañado a todos", ha resumido Lissavetzky.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin