Política

La 'marca Rajoy' patina y deja al PP sin oxígeno

Rajoy, durante su comparecencia de este lunes- Imagen: EFE

España no es Reino Unido. Las casas de apuestas tienen que estar contentas. El fracaso que el PP ha cosechado en las urnas el pasado domingo ha sido calamitoso, por mucho que los más optimistas gubernamentales adornaran con sonrisas avispadas un futuro para Rajoy tan próspero como el del nuevo Cameron. Una vez más, la encuesta del CIS ha fallado, y no precisamente a favor de la formación que se mantiene en el Gobierno hasta el fin de esta agotada legislatura.

Los líderes, aunque callados, no son tan ignorantes como nos quieren hacer creer. Hace años, apenas unos meses después del último triunfo nacional del PP, un alto cargo del Estado susurraba al oído de Rajoy un vaticinio: "¡Felicítate de esta victoria... no te ves en otra!" Lo dijo mientras caminaban en busca de un restaurante a la salida del Congreso de los Diputados. Eran días grises y amargos. La truncada economía española era el caballo de Troya. Europa, los acreedores, el déficit, la prima de riesgo... La calle, como en aquel 15-M, tampoco doblegaba el verbo. Por las alcantarillas del todo Madrid se apreciaba el humo de la discordia.

Pasado el tiempo, quizás aquel dirigente, quien por cierto se mantiene inamovible en su cargo, ha sido de los pocos que han sabido hablar con claridad al presidente. Sin tapujos, sin dobles lecturas. Sin pleitesías que adornen sus oídos.

Apuntando maneras

Tras los penúltimos comicios andaluces, el Gobierno de Rajoy comprobaba en sus propias carnes cuán efímera es la felicidad de un político. La dirección de la nueva Hacienda española ya había apuntado maneras. Montoro había abierto el bote de sus esencias. Y Andalucía respondía a ello.

Los primeros impuestos del Ejecutivo de Rajoy, muy propenso a dar mordiscos al bolsillo de los contribuyentes para tapar los desatinos políticos de tanta Caja, tanta obra faraónica y tanto chorizo dentro de las organizaciones en las que se desarrollan los de su especie, habían dejado su primera huella en el sur de España. El sondeo que daba un triunfo más que holgado a Javier Arenas se había dado de bruces regalando la Junta al socialista José Antonio Griñán.

Desde entonces, el panorama apenas ha variado un ápice. El PP sigue siendo considerado el partido más antipático de la escena política española. Las elecciones al Parlamento Europeo fueron la segunda toma de contacto con la realidad.

El PP ganaba sin grandes alharacas y con un grado de abstención y de desafección considerable pese a tener la suerte de rivalizar con una contrincante, la del PSOE, con muy pocas papeletas para dar alguna que otra alegría a Ferraz.

Y hete ahí, aparcando el 'caso Bárcenas' -el verdadero cáncer del PP-, que contra todo pronóstico demoscópico surge un grupo circular, de izquierdas y alternativo llamado Podemos, con nada más y nada menos que cinco diputados para su rentrée en Bruselas. La lectura de los hechos fue lamentable. El gurú de los populares tuvo la sabia ocurrencia de llamarles frikis.

La irrupción de Podemos ha descolocado las cabezas de las almas más serenas. Pero ha sido el PP el más pueril a la hora de abordar la naturaleza y la importancia de esta formación, a diferencia de políticos como el hábil José Bono, que con un PSOE alicaído, entre cenas y cenas, actos y actos, y cercado por muros eclesiásticos, ha concertado una boda entre el PSOE de Castilla-La Mancha y un Podemos nacido de ex miembros del socialismo castellano-manchego, oficiada la ceremonia, para más chanza, por una ley fallida y gestada por las Cortes de Cospedal... ¡No hay como estar descansado y pergeñando en la trastienda!

Con estos mimbres, la docta Esperanza Aguirre cayó en la trampa de Podemos. El potencial votante de Pablo Iglesias y sus marcas regionales no está entre sus parroquianos. La reiterada inquina contra Manuela Carmena -apreciada por muchos como el abuelo entrañable de Pedro, el de Heidi- ha sido la guinda que anhelaba Iglesias tras la marcha convulsa de su querido Juan Carlos Monedero.

La campaña del PP ha estado plagada de graves errores estratégicos. Pero no hay que buscar tres pies al gato. Madrid, Valencia, Castilla-la Mancha, Extremadura, Cantabria... Todas las plazas tienen un denominador común. Estas elecciones se han planteado en clave nacional. Y aunque es cierto que se ha mirado a cada candidato, sobre todo al que no llevaba mochila -de ahí el relativo éxito de Colau, Carmena o la propia Cifuentes-, lo que se votaba era una marca.

Pues bien, pasada la primera tormenta del 24-M, el PP ha hecho la reflexión de siempre. El día de la marmota. Cifras, más cifras, y como de costumbre, cero autocrítica. La incógnita pasa por saber si, transcurrida esta última campaña, el PP tiene algún interés en ganar algo, en cambiar algo, en ser alternativa de Gobierno, en reformar su partido y limpiarlo, o en dejar de hacer el ridículo con escenas tan vodevilescas como las de Rato. Porque, si el problema es la marca, la solución es rápida.

Si no, el vaticinio del dirigente que susurraba a Rajoy aquel 2012 parece que se va cumpliendo.

Relacionados

comentariosforum7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

karayos
A Favor
En Contra

Es igual, este bobalicón no se entera de nada. Cuando se es un memo, uno está en el mundo por estar. Este engendro está para leer el marca y seguir sin enterarse de nada

don marrano es la nada absoluta. Solo sirve para jodernos a todos.

En la "afoto" recuerda a cristo en "la última cena". muy significativo.

Puntuación 5
#1
Aldeano
A Favor
En Contra

Esperemos que donde se pueda se levanten las alfombras de estos pillos que hemos tenido durante tanto tiempo al mando de las instituciones.

Puntuación 5
#2
Dio
A Favor
En Contra

Rajoy da lo mismo que convoque elecciones en septiembre noviembre 2015 o enero 2016. El partido popular va a perder las elecciones que se deje de rollos con el milagro económico. Somos muchos los que queremos que se marche. Peor que Zapatero mira que era difícil superarlo.

Puntuación 6
#3
MIGUEL ANGEL
A Favor
En Contra

Yo solo diré lo que ha pasado en mi Ciudad, que estoy seguro, tiene similitud con otras muchas ciudades. Aquí, el PP ha ganado por gran mayoría, pero son llegar a absoluta, el cuadro que presenta mi Ayuntamiento es propio de la bandera gay, un perfecto arco iris. Toda la oposición ha recibido sus votos, los de siempre, pero el PP no ha recibido los suyos, dicho de otra manera ha sido castigado. Yo creo que lo voitantes del PP no han medidop el castigo, piensan que rste castigo es como un periiodo de prueba de 15 días, 2 o 6 meses..,. pues no, este periodo es de 4 años, gobernando 3,4 y 5 partidos en coalición, un perfecto disparate, pero el odio al PP asi lo exige y a la Ciudad que le vayan dando......bueno, pues si esto es lo que quereis, que sea.

Puntuación -3
#4
elcolega2
A Favor
En Contra

Hola ya cada vez queda menos para que se nos imponga desde Bruselas y el BCE un Mario Monti Español, que suprima las comunidades, duplicidades, los sistemas vasco y navarro, y deje el mercado unido,y que cada region se las apañe con lo que tenga, pero eso de creerse nación o chorradas, tipo separatista, nada de nada

Un saludo

Puntuación 0
#5
Epaminondas
A Favor
En Contra

AL 4.- Eres un iluminado. Todos están equivocados y solo tú paces en los verdes prados de la verdad absoluta. No te has enterado de nada. La mayoría de la gente está hasta las PPelotas del PPutrefacto PPodrido dePPredador. Y en las generales, en las que la participación será mucho mayor que en los comicios del 24M, se prodrá comprobar en todo su extensión y magnitud el hastío hacia del PPedorro y la dimensión de la debacle de los de la banda del ave carroñera.

Puntuación 3
#6
Mambrú
A Favor
En Contra

Pienso que ya no hay tiempo para cambiar a Rajoy antes de las generales, por lo que el resultado de estas es previsible... repetición del resultado de las municipales con incremento de Podemos por que la izquierda unificará esfuerzos en dicho partido y patada en el culo de nuevo la PP y al PSOE que bien ganado se lo tienen ambos y su partitocracia podrida, confecionada a su medida y no a la de los españoles.... sus tremendas miserias eticas, la corrupción generalizada y su falta de autocrítica y de renuncia expresa a todo el mal que hizo a España ZP traerán lo que ambos partidos han sembrado y se merecen... y es una pena porque Podemos tiene todos los visos de ser un nido de marxismo leninismo puro y duro... del que nos arrepentiremos en su momento... pero es lo que nos han traido el PP y del PSOE y sus desbarres y desmadres.

Puntuación 1
#7