Buscar

Unió traspasa a Artur Mas la decisión de 'finiquitar' la federación de CiU

Artur Mas. Imagen: Efe

La votación que protagonizó Unió el pasado domingo puede ser la puntilla final a la federación de CiU creada en 1978. La victoría por la mínima de la dirección del partido que encabeza Josep Antoni Duran i Lleida ha llevado a la formación democristina a una situación insostenible que ahora deberá gestionar el secretario general de UDC, Ramon Espadaler.

El Comité de Gobierno de Unió, con Duran i Lleida al frentre, encargó a Esapadeler que se encargue de "abrir negociaciones" con CDC para buscar el encaje de la propuesta de hoja de ruta avalada en la consulta interna de UDC con la propuesta de Convergència. La principal diferencia entre ambas propuestas es que Unió quiere que se negocie con el Estado una consulta legal para definir el futuro de Cataluña, mientras que Convegència defiende la declaración unilateral de independenciaante la negativa a negociar por parte del Estado.

El Comite de Gobierno de Unió está formado 27 miembrso, de los que ayer 19 votaron a favor de negociar con CDC, mientras que los ocho restantes (el sector independentista) defendieron la necesidad de abrir conversaciones con el resto de formaciones políticas y entidades soberanistas. El sector soberanista de UDC está encabezado por Antoni Castellà, Assumpció Laïlla y Mercè Jou y cuenta copn el respaldo de peso pesados como la presidenta del Parlament, Nuria de Gispert, y el ex presidente de la cámara, Joan Rigol. De hecho, la votación del domingo ha dejado un partido divido ya que de los 2.654 militantes que se aproximaron a las urnas, 1.351 votaron a favor de la propuesta de la dirección (51 por ciento) y 1.236 a favor de la declaración unilateral de independencia de Cataluña (un 46 por ciento).

Ruptura insoslayable

Ante este panorama, la ruptura de la federación de CiU tras 37 años de historia parece más cercana que nunca. De hecho, parece que la decisión está en manos de Artur Mas que la está valorando.

La publicación del censo de militantes con derecho a voto de Unió, formado sólo por 4.095 personas, ha puesto de manifiesto el escaso peso de este partido y si, además, está dividio en dos, es probable que CDC pudiera absorber sin mayores problemas al sector soberanista.

En ese escenario, Artur Mas ya trabaja para presentarse a las próximas elecciones autonómicas del 27 de septiembre bajo el nombre de la lista del presidente, que integrará miembros de CDC, personalidades de la sociedad civil y políticos independendistas de Unió.


Comentarios 0