Política

Granados y el líder de la 'trama Púnica' declaran ante el juez Velasco

Francisco Granados. Imagen: EFE.

El líder de la 'trama Púnica', David Marlajiza, y exconsejero madrileño Francisco Granados declaran este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que investiga una red de comisiones ilegales para conseguir adjudicaciones de organismos públicos.

Además, el 26 de junio están citados, también en relación con este caso, los exconsejeros dimitidos del Gobierno madrileño Salvador Victoria, sucesor de Granados en el Ejecutivo autonómico, y Lucía Figar, consejera de Educación hasta hace dos semanas.

Estas declaraciones forman parte de la segunda oleada de comparecencias en el 'caso Púnica'. La nueva ronda de citaciones la inició el considerado "conseguidor" de contratos para esta red delictiva, Alejandro de Pedro, quien se negó a declarar tras alegar que no se encuentra en condiciones psicológicas de hacerlo.

Baja por depresión

De Pedro, imputado por delitos de integración en organización criminal, tráfico de influencias, malversación, cohecho, falsedad y fraude fiscal, aportó un informe médico que detalla su inestable situación psicológica y explica que está en tratamiento por depresión. El empresario estaba emplazado con el alcalde en funciones de Sevilla la Nueva (Madrid) y exdiputado de la Asamblea de Madrid, Mario Utrilla.

El juez Velasco mantiene la investigación bajo secreto de sumario y tras escuchar a De Pedro acordó la retirada del pasaporte a petición de la Fiscalía, como medida cautelar ante su negativa a declarar. Además, mantiene la obligación de comparecer una vez al mes en el Juzgado Central de Instrucción 5, medida cautelar que le fue impuesta en octubre pasado, cuando compareció por primera vez ante el juez después de ser detenido.

Por su parte, el exalcalde de Sevilla la Nueva Mario Utrilla optó por declarar en su condición de imputado. Respondió a preguntas sobre el mayor contrato conseguido por la trama, que fue una adjudicación de eficiencia energética que llevó a cabo su hermano, concejal de Móstoles, por importe de 72 millones de euros.

Presunta mordida

La beneficiaria fue la empresa Cofely, filial de la multinacional francesa Suez. El juez preguntó al exalcalde la razón por la cual se destinaron 240.000 euros a Móstoles, según consta en el sumario.

Los investigadores sospechan que esa cantidad podría formar parte de una presunta mordida de la trama y precisamente por esa razón también está imputado su hermano, Alejandro Utrilla, que era el concejal de Medio Ambiente de Móstoles.

Utrilla ha negado cualquier trato de favor a la empresa y el juez le dejó en libertad, con la obligación de comparecer una vez al mes en el juzgado.

La segunda fase de las diligencias del 'caso Púnica' gira en torno a los contratos de imagen y reputación 'online' que una docena de ayuntamientos de toda España habrían firmado con dos de las empresas implicadas en la trama, Eico Online Reputation Management y Madiva Editorial y Publicidad, ambas controladas por Alejandro de Pedro, que ha defendido su trabajo asegurando que las actividades eran totalmente legales y que su empresa contaba con prestigio en el sector.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin