Política

Duran dice que no ha habido problemas con CDC para cerrar los cambios en el grupo

Madrid, 24 jun (EFE).- El portavoz institucional de grupo parlamentario catalán de Convergencia y de Unió, Josep Antonio Duran y Lleida, ha asegurado hoy que no ha habido "ningún tipo de problema" para alcanzar el acuerdo que supondrá el cambio del modus operandi en el Congreso de estos dos partidos tras la ruptura de la coalición nacionalista en Cataluña.

En declaraciones en el Congreso, Duran ha asegurado que ha habido un acuerdo para decidir que seguirán siendo un grupo parlamentario, ya que el reglamento impedía la posibilidad de hacer uno distinto, y que "lo único que cambia es el nombre", además de que "a efectos operativos" habrá dos subgrupos, el de Convergencia y el de Unió, cada uno con sus portavoces, y un cambio también en la ubicación de los diputados en los escaños.

Ha insistido en que "no ha costado" este acuerdo con Convergencia para fijar las nuevas pautas de funcionamiento y ha puesto en valor la "gran calidad humana" de todos los diputados de CCD y de Unió.

Como portavoz institucional, Duran ha explicado que va a presentar a la Cámara el escrito comunicando el cambio de nombre y sigue negociando con los grupos del PP y del PSOE el relevo como miembro de la mesa del diputado de Convergencia Jordi Jane, nombrado conseller de interior en la Generalitat de Cataluña.

Ayer mismo, según ha explicado, mantuvo una reunión con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, para hablar de éste y otros asuntos, y confía en que pronto se pueda proceder al relevo de Jané como vicepresidente de la Mesa por otra persona de Convergencia, que es a quien corresponde ocupar ese puesto según el acuerdo que mantiene con Unió Democrática.

Duran ha admitido que el reglamento del Congreso les obligaba a mantener el grupo parlamentario si querían evitar el traslado al grupo mixto de los diputados de CiU, lo que, a su juicio, tampoco era bueno para el funcionamiento de la Cámara.

A partir de ahora se repartirán también los tiempos de las intervenciones parlamentarias entre Convergencia y Unió Democrática en función del número de escaños, aunque institucionalmente -ha insistido- seguirá existiendo un portavoz (Duran Lleida) y dos adjuntos, Pere Macías (CDC) y Sánchez Llibre (UDC).

Sin embargo, "a efectos internos y funcionales", Convergencia tendrá como portavoz a Macías y Unió a Duran Lleida, que seguirá presidiendo la Comisión de Exteriores, porque estas modificaciones no afectan a las presidencias de las comisiones, ya que eso es fruto de un acuerdo con PP y PSOE, que serían quienes podrían cuestionarlo.

No obstante, ha asegurado que Convergencia nunca lo ha planteado, igual que a él no se le ha pasado por la cabeza cuestionar que el sucesor de Jané en la Mesa del Congreso debe ser de CDC, fruto de un acuerdo político con esta fuerza, según el cuál en el Senado el puesto en la Mesa corresponde a Unió.

El portavoz institucional del grupo catalán ha reconocido también que son conscientes "de la importancia histórica de este día" que pone fin al grupo de CiU tras 37 años de vida y trabajo parlamentario en el Congreso.

"Yo no me alegro de esto, pero creo que ha habido un pasado positivo y que renegar del pasado en esta casa con tantísimas aportaciones que ha hecho CiU sería absurdo", ha enfatizado, tras lo que se ha declarado "orgulloso" del trabajo realizado por Convergencia i Unió durante todos estos años aunque haya llegado ahora el "momento de despedirse" y de defender cada uno sus planteamientos en sus programas y campañas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin