Política

La negociación nuclear iraní, en compás de espera tras "algunos progresos"

Viena, 29 jun (EFE).- Tras lograr "algunos progresos" desde el sábado, la negociación nuclear con Irán entró hoy en un compás de espera después de que casi todos los máximos negociadores hayan abandonado Viena, incluido el representante iraní, que viajó a Teherán para recibir instrucciones.

En la víspera de la fecha límite del martes 30, que todas las partes han reconocido insuficiente para cerrar un acuerdo, el único responsable de rango ministerial que permanece en la capital austríaca es el secretario de Estado de EEUU, John Kerry.

"Estamos trabajando y es demasiado pronto para hacer juicios", valoró hoy Kerry sobre la marcha de las negociaciones, antes de reunirse con el jefe del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), el japonés Yukiya Amano.

Seis grandes potencias -EEUU, Reino Unido, China, Francia, Alemania y Rusia- negocian desde hace 20 meses con Irán para tratar de garantizar que la República Islámica no se haga con una bomba nuclear, al tiempo que se garantiza un programa atómico civil.

Irán siempre ha negado que busque un arsenal nuclear, pero hasta ahora se ha negado a dar al OIEA acceso a instalaciones militares en las que se sospecha que hubo investigaciones atómicas.

Cómo aclarar esas actividades y el acceso a centros militares es uno de los aspectos más espinosos en las conversaciones.

La fase final de las negociaciones comenzó en Viena el pasado sábado y, aunque todos se han mostrado flexibles sobre ampliar los contactos por unos días, también coinciden en que ahora es el momento de sellar un acuerdo.

Desde Nueva York, el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius, declaró a los periodistas que se habían producido "algunos progresos", pero que aún quedaba mucho trabajo por delante.

El responsable francés, que ayer estuvo en Viena, precisó que los iraníes tenían demandas específicas sobre cómo se iban a levantar las sanciones internacionales que ahogan su economía.

Ese es el otro gran obstáculo en las negociaciones, ya que Irán busca un alivio rápido una vez que se firme un acuerdo y las potencias abogan por un levantamiento gradual de las sanciones al tiempo que se cumple lo pactado.

Fuentes cercanas a la negociación aseguran que los iraníes habrían aceptado finalmente un alivio paulatino una vez que el OIEA haya verificado el cumplimiento del acuerdo.

El analista Trita Parsi, citando a fuentes negociadoras iraníes, precisa que ambas partes han alcanzado un acuerdo sobre un marco temporal en el levantamiento de las sanciones, dividido en tres pasos.

Para los analistas del laboratorio de ideas Arms Control, las diferencias "pueden resolverse" y, según conocen de fuentes negociadoras, ambas partes "van camino de alcanzar en los próximos días un acuerdo sobre la aplicación técnica de temas clave".

Mañana está prevista el regreso a Viena del ministro de Exteriores iraní, Mohamed Yavad Zarif, y que prosiga el carrusel de idas y venidas de ministros para colaborar en el esfuerzo final por alcanzar un pacto.

También llega a Viena mañana el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, que se reunirá con Kerry para, oficialmente, hablar de la situación en Siria, aunque la marcha de las conversaciones nucleares también ocupará el encuentro.

En ausencia de los ministros, las negociaciones han continuado a nivel de viceministros de Exteriores y directores políticos, con el objetivo de elaborar lo que puede ser uno de los acuerdos diplomáticos más complejos de las últimas décadas.

Ese documento contaría con alrededor de 20 páginas y cinco anexos técnicos de unas 60 páginas.

Ese acuerdo final se basa en un preacuerdo alcanzado el pasado abril que prevé limitar entre 10 y 25 años algunas actividades nucleares en la República Islámica y la remodelación de algunas instalaciones atómicas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin