Política

La sociedad civil pide al presidente de Guinea Bissau que rectifique

Bissau, 14 ago (EFE).- Representantes de la sociedad civil pidieron al presidente del país, José Mario Vaz, que rectifique su decisión de cesar al Gobierno del primer ministro Simões Pereira tras una crisis institucional entre ambos, que pertenecen al Partido Africano por la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC).

En la noche del miércoles, Vaz aprobó un decreto presidencial según el cual el Gobierno de Pereira quedaba relevado de sus funciones de forma inmediata por una pérdida de confianza y acusó al Ejecutivo de corrupción, nepotismo y obstrucción a la justicia.

El Movimiento de la sociedad civil, a través de su presidente, Jorge Gomes, reclamó a última hora de ayer que Vaz dé marcha atrás en su decisión y opte por presentar ante el Ministerio Público las pruebas necesarias que apoyen sus acusaciones de corrupción para que la Fiscalía puede abrir una investigación.

Asimismo, y para evitar una escalada de la tensión, representantes sociales también pidieron a las fuerzas de seguridad que se mantengan al margen de la disputa política y no tomen partido para resolver la crisis de forma pacífica.

La intención de José Mario Vaz es nombrar a un nuevo primer ministro tras una ronda de consultas con varias formaciones políticas, pero se encontrará con la oposición de su propio partido, ya que las normas internas exigen que el presidente del PAIGC, es decir, Simões Pereira, sea nombrado primer ministro.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se ha implicado personalmente en los esfuerzos de la comunidad internacional para evitar un nuevo episodio de inestabilidad en el país africano.

La antigua colonia portuguesa, una de las naciones más pobres del mundo, ha sufrido continuos levantamientos militares desde su independencia de Portugal en 1974, con una única etapa de "paz política" durante los 23 años de dictadura militar de Joao Bernardo "Nino" Vieira, quien fue derrocado en 1999.

En 2012 hubo un nuevo levantamiento que fue castigado por socios y países donantes, que suspendieron sus ayudas al desarrollo y arrastraron a este pequeño país de África Occidental, lastrado por el narcotráfico y la corrupción, a una profunda crisis política y económica.

En 2014 se restauró el sistema democrático y se celebraron elecciones multipartidistas que terminaron con la victoria del PAIGC tanto en las presidenciales como en las generales y ostenta 57 de los 102 escaños del Parlamento.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin