Política

El Reino Unido reabrirá su embajada en Irán tras cuatro años cerrada

Londres, 20 ago (EFE).- El ministro de Exteriores del Reino Unido, Philip Hammond, visitará este fin de semana Irán, según informó hoy el Foreign Office, para reabrir la embajada británica en Teherán que fue cerrada hace cuatro años.

Hammond, el primer ministro de Exteriores británico que viajará al país desde 2003, irá acompañado de una delegación de líderes empresariales a la República Islámica, con la que el Reino Unido rompió relaciones a finales de 2011 tras el asalto de un grupo de estudiantes islámicos a su legación diplomática.

El antecesor de Hammond, William Hague, ya anunció hace mas de un año la intención de Londres de reabrir la embajada, un proyecto obstaculizado hasta ahora por lo que el Gobierno británico ha descrito como "dificultades técnicas".

Se espera además que la embajada iraní en Londres reabra asimismo en los próximos días, gracias a un acercamiento diplomático con el Reino Unido que se ha acelerado por el acuerdo sobre el programa nuclear de Irán que se alcanzó en julio.

Las relaciones entre Londres y Teherán comenzaron a descongelarse en diciembre de 2013 con la primera visita de un diplomático británico al país desde el incidente en la embajada, acercamiento que se ha visto facilitado por la llegada al poder del presidente moderado en Irán, Hasán Rohaní.

En abril de 2014, el director político del Ministerio de Exteriores de Reino Unido, Simon Gass, estuvo en Irán para mantener diversas reuniones de alto nivel que acabaron de desatascar la maquinaria diplomática entre ambos países.

Los vínculos entre ambos Gobiernos han sido tormentosos en el pasado, con episodios como el cierre de la embajada en Teherán en 1979, a raíz de la revolución islámica; el asalto a la embajada iraní en Londres en 1980; la fatua contra el escritor anglo-indio Salman Rushdie y la detención de miembros de la Marina británica en Irán en 2007 acusados de traspasar aguas territoriales.

Cuando Londres cerró su legación diplomática en Teherán en 1979, tardó nueve años en volver a reabrirla.

Los edificios de le embajada y la residencia el embajador británico en la capital de Irán se han restaurado desde que fueron asaltados y saqueados por una multitud en noviembre de 2011.

Entre los activistas que protestaban contra la imposición de sanciones internacionales, se encontraban miembros de grupos paramilitares controlados por el Ejército iraní.

Los manifestantes traspasaron los muros del complejo diplomático, quemaron la bandera del Reino Unido y saquearon la legación.

Cuando Rohaní llegó al poder, en agosto de 2013, lo hizo con la intención de volver a colocar a la República Islámica en la arena internacional, para lo cual se marcó como uno de sus objetivos prioritarios el acercamiento a los países europeos y sus vecinos en la región.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin