Política

La OIEA y Kazajistán firman el acuerdo sobre el primer banco de uranio del mundo

Astana, 27 de agosto (EFE).- El organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y Kazajistán firmaron hoy el acuerdo definitivo para establecer en la antigua república soviética el primer banco mundial de uranio poco enriquecido (LEU, en sus siglas en inglés).

El Ministro de Relaciones Exteriores de Kazajistán Erlan Idrissov y el Director General del OIEA, Yukiya Amano, firmaron el documento en una ceremonia en la capital de Kazajistán a la que asistieron representantes de los estados miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, incluyendo Reino Unido, Rusia, Estados Unidos, China y Francia, y los países donantes del proyecto; la Unión Europea, Noruega, los Emiratos Árabes Unidos y Kuwait.

El banco de uranio poco enriquecido pretende proporcionar una reserva de combustible para ser puesto a disposición de los Estados miembros del OIEA, a precios de mercado, como último recurso en caso de que no sean capaces de obtener uranio poco enriquecido para la generación de energía en el mercado comercial mundial.

El OIEA ha estado trabajando desde 2010 para establecer la reserva, cuyo objetivo es contener suficiente LEU para satisfacer las necesidades de dos a tres recargas de combustible para un reactor eléctrico de agua ligera de 1.000 megavatios (MW).

Según el jefe de la OIEA, Kazajistán es responsable de operar el banco de combustible nuclear, que no sólo proporcionará acceso fiable a combustible para las centrales nucleares, sino también ayudará a reducir el riesgo de proliferación de tecnologías nucleares secretas.

"El OIEA poseerá y controlará el banco de LEU, mientras es operado por Kazajistán. Las cuestiones de seguridad y protección del banco de uranio de OIEA se regirán por las leyes y regulaciones de Kazajistán", dijo Amano durante la ceremonia de firma.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Kazajistán Idrissov enfatizó el deseo de su país de promover un mundo libre de armas nucleares.

"El Presidente Kazajo Nazarbayev apoyó firmemente la iniciativa de establecer un banco de este tipo en nuestro país. Nuestra determinación de trabajar para el uso pacífico de la energía nuclear en muchos aspectos ha definido nuestra nación y nuestra posición en la comunidad internacional. Tan pronto como Kazajistán se independizó, voluntariamente renunciamos al cuarto mayor arsenal nuclear y de misiles del mundo", dijo Idrissov.

La embajada estadounidense facilitó un comunicado de la Casa Blanca en el que el presidente Barack Obama elogió el "gran liderazgo del presidente Nazarbayev en la no proliferación de armas nucleares que abarca ya más de dos décadas."

"El Gobierno de Kazajistán, al ofrecerse voluntario para acoger el Banco LEU, que fue primeramente concebido y financiado por la Iniciativa de Amenaza Nuclear (organización no gubernamental estadounidense), ha cimentado aún más su reputación como líder mundial en la promoción de la no proliferación y la seguridad nuclear", dijo el comunicado.

Bajo el mandato del presidente Nursultan Nazarbayev, Kazajistán renunció a todas las armas nucleares de la era soviética, destruyó el campo de pruebas nucleares de Semipalatinsk y se unió al Tratado de No Proliferación Nuclear como Estado no poseedor de armas nucleares. También encabezó la creación de una zona-libre de armas nucleares en Asia Central en 2009.

Kazajstán se ofreció para acoger el banco de LEU en 2009. La instalación se ubicará en la planta metalúrgica Ulba en Oskemen situado al este de Kazajistán. En total, el banco de LEU ha recibido financiación internacional por alrededor de 133 millones de euros de la Iniciativa de Amenaza Nuclear, los EE.UU., los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Noruega y la Unión Europea.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin