Política

La viabilidad económica de un Estado catalán polariza debate electoral en TVE

Barcelona, 9 sep (EFE).- El debate sobre la viabilidad económica de una hipotética Cataluña independiente ha polarizado hoy el duelo en TVE entre los candidatos a las elecciones catalanas del 27 de septiembre.

"El debate de La 1", conducido por Julio Somoano, ha reunido a Germà Bel (Junts pel Sí), Miquel Iceta (PSC), Xavier García Albiol (PP), Ramon Espadaler (Unió), Joan Coscubiela (Catalunya Sí que es Pot), Inés Arrimadas (Ciutadans) y Antonio Baños (CUP).

En el debate, los siete candidatos han esbozado tres bloques en función de su posición ante el debate soberanista: la vía independentista (Bel y Baños), el rechazo frontal al soberanismo (Albiol y Arrimadas) y soluciones concertadas (Iceta, Espadaler y Coscubiela), si bien todos han querido marcar perfil.

Bel, cabeza de lista de Junts pel Sí (CDC y ERC) por Tarragona, ha defendido la creación de un Estado catalán para asumir toda la responsabilidad y no tener que "dar la culpa" siempre al Estado español: "Si el Estado no puede cambiar, lo que procede es cambiar de Estado".

Inmediatamente ha entrado al choque Albiol, que ha alertado de que con la "aventura rupturista" del independentismo las pensiones de los catalanes "estarían en riesgo" y, con la consiguiente salida de la Unión Europea tras una declaración de independencia, "las empresas catalanas dejarían de ser competitivas, sería un suicidio".

Frente al "bloque que lo quiere romper casi todo", en el que ha incluido también a Catalunya Sí que es Pot (ICV y Podemos), Albiol ha tendido la mano a PSC y Ciutadans para que tras las elecciones se sienten a negociar y puedan "llegar a un acuerdo de mínimos".

Para ello ha pedido a los socialistas que "se aclaren": "No vamos a hacerle a usted presidente", ha replicado un Iceta contrario a los "frentes" del sí o del no a la independencia, porque "dividen la sociedad catalana en dos mitades irreconciliables".

Iceta ha defendido una reforma federal de la Constitución y ha depositado sus esperanzas en un futuro Gobierno socialista tras las próximas elecciones generales, aunque ha advertido de que si el 27S vencen las fuerzas independentistas, Cataluña se encaminaría hacia un escenario de "confrontación y ruptura" que la apartaría de Europa.

Para tratar de sacar la independencia del centro del debate, y tras dejar claro que defiende la celebración de un referéndum en Cataluña, Coscubiela ha sostenido que ahora la prioridad es resolver la "situación de emergencia social" que vive el país.

En la lucha por el voto de la regeneración política, Coscubiela ha cargado en varios momentos del debate contra Ciutadans, a quienes ha reprochado que "a las primeras de cambio hayan apuntalado a los gobiernos más corruptos" del PP en Madrid y del PSOE en Andalucía.

En seguida le ha replicado Arrimadas, que ha recriminando a Catalunya Sí que es Pot que haya situado como cabeza de lista a un "independentista" como Lluís Rabell.

El duelo entre los candidatos de Ciutadans y de la coalición que agrupa a Podemos e ICV-EUiA se ha enconado cuando Coscubiela ha acusado a Arrimadas de llevar en su programa una "reforma laboral mucho más precarizadora" que la vigente, ideada por Luis Garicano, "el más ultraliberal de los economistas".

Arrimadas, por otro lado, ha acusado a Convergència de querer "tapar" los casos de corrupción con el proceso soberanista.

Por su parte, Espadaler (UDC) se ha presentado como el abanderado del "seny" (sentido común) y el diálogo, ha apostado por esperar a que se configure una nueva mayoría en las Cortes y ha alertado de la "inestabilidad" en la que puede verse arrastrada Cataluña.

De hecho, Espadaler ha advertido de que un futuro gobierno de Junts pel Sí podría quedar en manos de los votos de la CUP e iniciar un proceso que conduciría a una legislatura "de máximo 18 meses".

Baños (CUP) se ha mostrado satisfecho de que Unió, "el partido del Íbex", considere a la CUP una "desgracia" para la estabilidad y ha insistido en que su formación no votará la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat pero sí colaborará para iniciar un proceso hacia la proclamación de una República catalana.

Además, Baños ha recalcado que pese a encabezar formalmente la lista de la CUP él no aspira a la presidencia de la Generalitat: "Lo que queremos es una presidenta de la República catalana".

Bel, que ha subrayado que Artur Mas y Oriol Junqueras "son los dos principales activos del proceso" soberanista, ha asegurado que la independencia no implicará la salida "ni del euro ni de Europa".

La presencia de Bel y de Coscubiela, número tres de Catalunya Sí que es Pot, ha indignado a Albiol, que ha tachado de "falta de respeto" la ausencia de los números uno de sus listas: "Los esconden, no son capaces de dar la cara".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin