Política

La manifestación independentista reúne a miles de personas en Barcelona

Barcelona, 11 sep (EFE).- La movilización independentista con motivo de la Diada de Cataluña ha reunido hoy a miles de personas en la avenida Meridiana de Barcelona, con la presencia de representantes de las candidaturas de Junts pel Sí y la CUP coincidiendo con el arranque de la campaña electoral del 27S.

La movilización, denominada 'Vía Libre a la República Catalana" y organizada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) -cuya expresidenta, Carme Forcadell, es la número 2 de Junts pel Sí- ha discurrido a lo largo de 5,2 kilómetros, desde el inicio de la Meridiana hasta el Parque de la Ciutadella, donde está el Parlament.

La Delegación del Gobierno en Cataluña ha cifrado la participación entre 520.000 y 550.000 personas, la Guardia Urbana de Barcelona la ha estimado en cerca de 1,4 millones y el presidente de la ANC ha dicho que "algunos medios" -que no ha especificado- hablaban de dos millones.

La de hoy ha sido la cuarta gran movilización promovida por la ANC, después de la multitudinaria manifestación de 2012 por el centro de Barcelona, la cadena humana que cruzó Cataluña de norte a sur en 2013 y la concentración que se extendió en forma de V por la Gran Via y la Diagonal en la capital catalana.

La marcha de hoy ha consistido en dos columnas humanas que se iban cerrando a medida que discurría por el carril central de la avenida un puntero gigante portado por varios deportistas, en dirección al parque de la Ciutadella, donde se ubica el Parlament.

Los manifestantes llevaban camisetas blancas y un puntero pequeño de diversos colores, que se iban levantando a medida que avanzaba el puntero gigante,

Miembros de las dos candidaturas independentistas han acudido a la manifestación, pero no así el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, número cuatro de Junts pel Sí, lista que encabeza Raül Romeva.

Mas ha preferido no asistir para reservar su rol institucional, aunque ha decidido recibir en el Palau de la Generalitat a una representación de los organizadores de la marcha y ha realizado una declaración institucional.

En ella ha destacado la "confianza e ilusión" generada por la "multitudinaria concentración" independentista y ha reclamado al Estado que deje el "orgullo imperial" y no "amenace con las leyes" como si los soberanistas fuesen "delincuentes".

El presidente catalán ha afirmado que "en la calle se influye pero en las urnas se decide" y ha añadido: "Somos gente normal, serena, pacífica, ilusionada: poned las leyes al servicio del diálogo, al servicio de la democracia y si alguna en algún momento hay que cambiarla, cambiémosla entre todos, no pasa nada, no se hundirá el mundo".

Repartidos por toda la Meridiana también se han concentrado otros nombres conocidos como el del central azulgrana Gerard Piqué, el economista Xavier Sala-i-Martí, el expresidente del FC Barcelona Joan Laporta y los periodistas Karmele Marchante y Albert Om, y el actor y concejal de ERC en Barcelona Juanjo Puigcorbé.

No ha asistido a la manifestación la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pero sí su primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, que ha ido a la marcha con la regidora de Badalona Fàtima Talebo, así como el teniente de alcalde Jaume Asens.

Al acabar la marcha, en el escenario situado en el parque de la Citadella, los presidentes de la ANC, Jordi Sánchez, y de Òmnium Cultural, Quim Torra, han garantizado que estarán al lado de los futuros diputados en la senda hacia la independencia, pero han pedido que sean "leales" a las urnas, que actúen con "valentía" y no "claudiquen" ante las dificultades.

En el escenario la música ha ido a cargo del Cor Jove del Orfeó Català, que ha interpretado el himno "Venim del nord venim del sud", seguido de un grupo de rumba creado para la ocasión que ha interpretado una versión de Peret, "Catalunya té molt poder" -el original era el 'olímpico "Barcelona tiene poder"- antes de culminar el evento con el canto de Els Segadors.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin