Política

Albert Rivera, 'presidente' de España por un día

Rivera, después de saludar a los reyes. Imagen: EFE

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, fue ayer presiente por un día. Así, al grito de "presidente, presidente", fue recibido en la recepción del Palacio Real con motivo del día de la Fiesta Nacional, un espacio en el que acaparó más miradas que el mismísimo Mariano Rajoy y donde centró buenas partes de los corrillos entre políticos y personalidades. ¿Un anticipo de lo que está por llegar el 20D? Las urnas dictarán sentencia. Mientras, él, Rivera, aprovecha su momento para vender su mensaje: "Hay alternativa a Mariano Rajoy"

Rivera, fue uno de los grandes protagonistas en la recepción en el Palacio Real, donde fue jaleado como "presidente, presidente". Rivera dio por hecho que habrá debates electorales con Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, aunque cree que Rajoy es reticente a un formato "a cuatro". El aspirante a la Presidencia por C's afirmó que "para ser presidente de España hay que celebrar el día de España".

En el que fue el último desfile de la legislatura, el Rey y Rajoy estuvieron ampliamente arropados, con presencia de 14 de los 17 presidentes autonómicos, amén de los presidentes del Congreso, Jesús Posada; del Senado, Pío García-Escudero; del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos; y del Supremo, Carlos Lesmes. De los ministros sólo faltaron el de Economía, Luis de Guindos, y el de Exteriores, José Manuel García-Margallo, por sus obligaciones europeas.

Unidad y diversidad fueron dos de las palabras más pronunciadas ayer en los actos conmemorativos, aunque no participaron de esa unidad personalidades como Pablo Iglesias, líder de Podemos.

Tal y como estaba previsto, el president catalán en funciones, Artur Mas, también rehusó la invitación para presenciar el Desfile. Tampoco fueron el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu -como es su costumbre-, ni la presidenta navarra, Uxue Barkos. Y se estrenó la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

En la parada militar intervinieron 3.400 militares y guardias civiles, 53 aeroaves y 48 vehículos. El coste de los actos este año ha sido similar al de la anterior edición: unos 800.000 euros, lo que significa un sustancial abaratamiento sobre los años precrisis. Como es habitual, Felipe VI, la reina Letizia y sus dos hijas, Leonor y Sofía, fueron el principal foco de los fotógrafos.

Ada Colau, polémica

En Barcelona se convocó una manifestación por la unidad de España. Asistieron 4.500 personas, y en ella participó el líder del PP Javier García Albiol. Muy al contrario, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, sembró la polémica al afirmar que siente "vergüenza" de un Estado que se gasta 800.000 euros en celebrar "un genocidio", en referencia a la fiesta nacional.

Relacionados

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin