Política

Afganistán destaca que el nuevo plan de Obama es clave en la lucha antiterrorista

Kabul, 16 oct (EFE).- El presidente afgano, Ashraf Gani, destacó hoy que el nuevo plan de su homólogo estadounidense, Barack Obama, de mantener 5.500 soldados de Estados Unidos en Afganistán más allá de 2017 es clave para combatir "el terrorismo regional y global".

"La decisión muestra una renovada colaboración y fortalecimiento de las relaciones entre EE.UU. y Afganistán en base a intereses comunes. El foco de esos intereses serán la estabilidad y desarrollo de Afganistán y la lucha contra el terrorismo regional y global", subrayó la oficina del presidente afgano en un comunicado.

Gani remarcó la "determinación" de su Gobierno, "ahora más que nunca", de "fortalecer las relaciones" con aquellos que puedan ayudar en la lucha antiterrorista, y avisó a sus adversarios de que responderá "al miedo y el terror con total contundencia".

"Los grupos terroristas y las tropas antigubernamentales de los talibanes deberían saber que su lucha contra las Fuerzas Nacionales de Seguridad no producirá otro resultado que no sea la derrota", sentenció el presidente en la nota.

Sin embargo, Gani puntualizó que deja "la puerta entreabierta para la paz" a aquellos que decidan unirse al proceso de construcción nacional.

El plan de Obama anunciado ayer contempla mantener el actual número de 9.800 soldados presentes en Afganistán hasta el final de 2016 y mantener a 5.500 soldados estadounidenses en Afganistán más allá de enero de 2017 para seguir entrenando a las fuerzas afganas y luchando contra los grupos insurgentes.

"Las fuerzas afganas no son todavía tan fuertes como deberían", admitió Obama durante una comparecencia en la Casa Blanca, donde dijo también que la situación de seguridad en ese país sigue siendo "muy frágil".

Además de las tropas de EE.UU., la OTAN cuenta con alrededor de 4.000 militares en tareas de asistencia y capacitación en Afganistán, aunque sin mandato para entrar en combate.

El portavoz talibán Zabihulá Muyahid advirtió tras el anuncio que ellos deciden cuándo saldrá Estados Unidos de Afganistán.

"Cuando los ataques sobre los invasores se intensifiquen, aumenten sus bajas y su dinero malgastado, entonces cambiarán su política opresora", amenazó el insurgente en su perfil de Twitter.

El nuevo plan de EE.UU. llega en un momento de creciente violencia en el conflicto que sufre Afganistán, después de que los talibanes llegaran a controlar la emblemática ciudad de Kunduz, en el norte del país.

Los insurgentes ocuparon a finales de septiembre Kunduz, durante tres días, en lo que supuso su mayor logro militar desde la caída del régimen talibán en 2001 tras la invasión de Afganistán.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin