Buscar

Cavero justifica venta de pisos de Ivima para aumentar ingresos en la crisis

EFE
20/11/2015 - 15:22

Madrid, 20 nov (EFE).- El exconsejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Pablo Cavero, ha justificado la venta en bloque de 32 promociones del Ivima alegando que no fluía el crédito para que las compraran los inquilinos, y porque ese dinero permitió entregar mil pisos a familias necesitadas y acabar de construir otros 1.500.

Durante su comparecencia en la comisión de investigación sobre corrupción de la Asamblea de Madrid, Cavero ha remarcado que en los años 2012 y 2013 el Gobierno debía cumplir los objetivo de déficit y, para ello, aumentar los ingresos.

Con ese objetivo se planteó enajenar patrimonio y vender en bloque un grupo de viviendas, en concreto 32 promociones del plan joven, de alquiler con opción a compra.

Ha recordado que en esos años la venta de viviendas del Ivima había caído por la falta de crédito de los bancos, y el Instituto de Vivienda tenía necesidad de obtener ingresos por un lado para reducir la deuda hipotecaria y el pago de intereses, y por otro para poder arreglar mil viviendas que estaban vacías -con el fin de entregarlas a familias necesitadas- y acabar la construcción de otras 1.500 que estaban paradas.

Para ello se optó por vender los pisos, que compraron los fondos de inversión Azora y Goldman Sachs por cerca de 202 millones de euros.

Y ha recordado, en este sentido, que la Junta de Andalucía, presidida por la socialista Susana Díaz, ha decidido también vender a fondos 70 edificios de patrimonio público.

Fondos de inversión, ha recalcado, en los que ha asegurado no tener intereses, y ha incidido en que el hecho de tener como proveedor personal en servicios como la electricidad, los seguros o en el ahorro a una empresa no inhabilita a ésta a poder hacer contratos o aspirar a concursos de la administración.

Cavero ha insistido en que desde la Consejería se entendió que la venta en bloque era la fórmula más adecuada para conseguir los ingresos necesarios para equilibrar el presupuesto.

Tanto el diputado de Podemos Marco Candela como la socialista Encarnación Moya han pedido a Cavero que deje su actual cargo de concejal en el Ayuntamiento de Madrid al entender que el exconsejero había obedecido a intereses privados, y no al interés público, al autorizar la venta de los pisos, afirmaciones que han provocado un tenso cruce de intervenciones entre el compareciente y los diputados.