Política

Pedro Sánchez abre una investidura histórica (y compleja)

Pedro Sánchez durante el debate de investidura. Imagen: Reuters

Día histórico en el Congreso, por varios motivos. Es la primera vez en democracia que se inviste para presidente del gobierno el candidato de un partido que no ganó las elecciones. Pedro Sánchez y los 90 escaños que consiguió el PSOE el pasado 20D han buscado apoyos para formar Gobierno con un discurso de hora y media.

También es un día histórico porque entre quienes votarán si quieren o no a Sánchez como presidente hay partidos nuevos que se han visto con voz en su entrada a las cortes. De hecho, una de esas caras nuevas es la de Ciudadanos; el pacto entre Sánchez y Albert Rivera es también novedad en estas circunstancias.

El tic tac de las horas

Nunca antes se tardó tanto en nombrar a un presidente. Han pasado 72 días desde las elecciones generales de diciembre y 27 desde que Pedro Sánchez aceptara el encargo del Rey para intentar formar gobernar. También es nuevo que, a pesar del tiempo transcurrido hasta que hoy Sánchez ha dado su discurso de investidura, todo apunta -a pocos días de la votación definitiva- que no habrá éxito.

Y eso lleva a otro punto inédito, este doble. El reloj ya está en cuenta atrás. Si no hay gobierno de aquí a dos meses -con la opción entre medias de que otro candidato podría ir a investidura- se convocarán nuevas elecciones en junio. Y el tiempo no solo apremia aquí, Europa pide a España que salga ya del letargo político en funciones para poder seguir actuando en lo económico y en lo social.

Más de 40 folios de discurso después, un texto optimista con la posibilidad de diálogo para el cambio y sincero con la falta de fuerza tanto de la derecha como de la izquierda como para poder ignorarse, al PSOE le quedan pocas horas para sumar. A los 90 del PSOE se les unen ya los 40 de Ciudadanos, pero los 130 votos se quedan muy lejos de los 176 que requiere la primera votación.

200 medidas, más o menos, son las que ha anunciado Sánchez que conforman el pacto firmado entre ambas formaciones para que Rajoy no vuelva a gobernar. Los 9 millones de votantes que reúnen entre ambos sirven a Sánchez -y a Rivera- como pilar a los principios que muestran en común desde hace una semana.

Pedro Sánchez se ha enfrentado a esta situación nueva para todos con un discurso por el cambio y contra el PP pero a este intento por desatascar el pactómetro le falta fuerza por ahora.

La fecha límite

El resto de los grupos con representación parlamentaria hablarán este miércoles hasta que a las 21 horas, más o menos, Sánchez se enfrente a la primera votación, la que le exige la mayoría absoluta a la que no llega. Por que ni el PP de Rajoy le quiere de presidente -el partido sigue apostando por la gran coalición y Rajoy intentará ser investido tras el fracaso del socialista- ni Podemos acepta que al final sacara a bailar a Ciudadanos tras días de conversaciones que parecían avanzar. Pero la condición de los de Pablo Iglesias de 'o con nosotros o con Ciudadanos', cierra toda puerta al entendimiento. De momento, no rotundo también de la formación morada, incluso a la abstención.

Esta semana histórica es la semana más clave que ha vivido el PSOE. Hasta el viernes a las 21.00, después de que todos se hayan escuchado a todos de nuevo -pero en menos tiempo-, Pedro Sánchez tiene la oportunidad de buscar los apoyos o las abstenciones que le lleven a recolectar más síes que noes en la segunda votación.  Si no, el tic tac del reloj será más fuerte.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

VOTANTE ENGAÑADO
A Favor
En Contra

RIVERA TRAIDOR

Puntuación 1
#1
ASíEST
A Favor
En Contra

ESTE CHARLATíN DE FERIA,ESTE

ZPeste BIS

FALTÓN

MENTIROSO,TRILERO,DEMAGOGO

INCAPAZ DE RECONOCIMIENTO Y RESPETO

AL ADVERSARIO....

AL QUE SOLO VE COMO ENEMIGO

A ABATIR......COMO YA HICIERON "OTROS"

CON EL PRESIDENTE SUAREZ....

DE PENA.....ASÍ ESTí ESPAÑA.

Puntuación 1
#2