Política

La CUP deja solo a JxSí en una propuesta para revertir la privatización de ATLL

Barcelona, 2 mar (EFE).- El pleno del Parlament ha dado hoy vía libre a la tramitación de una proposición de ley que tiene como finalidad revertir la privatización de la empresa Aigües Ter Llobregat (ATLL), después de que la CUP haya dejado solo a Junts pel Sí (JxSí), lo que ha provocado que haya perdido su primera votación.

La proposición de ley, que ha presentado el PSC, seguirá a partir de ahora tramitándose en comisión tras votar todos los grupos de la oposición en contra de la enmienda a la totalidad de Junts pel Sí, con lo cual ha sido rechazada por 62 a favor y 71 en contra.

La proposición de ley plantea que la Generalitat vuelva a gestionar directamente los bienes e instalaciones de la red de ATLL, que son de su titularidad pese a haber vendido a Acciona la concesión del suministro de agua, aprovechando la circunstancia de que la concesión ha sido anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por haberse cometido irregularidades.

El texto, que puede ser modificado por los grupos en comisión, prevé que se constituya una sociedad mercantil íntegramente participada por la Generalitat, que se encargará de esta gestión, si bien transitoriamente será la Agencia Catalana del Agua (ACA) la entidad que prestará este servicio.

El diputado del PSC Jordi Terrades ha destacado que "ni una sola vez en los tribunales se le ha dado la razón al gobierno catalán al defender la chapuza jurídica que cometió al privatizar ATLL", puesto que "ya hay tres sentencias del TSJC en las que se declara nulo todo el proceso de adjudicación".

Terrades y el resto de portavoces de la oposición han coincidido en señalar que ATLL era una empresa pública viable, pese a que en el momento de ser privatizada tenía pérdidas asumibles, puesto que sus activos eran muy superiores a sus pasivos.

La CUP, que antes de empezar el debate de la proposición de ley ha mantenido una reunión con JxSí para tratar de evitar que la izquierda antisistema apoyara la enmienda a la totalidad, ha decidido finalmente votar junto al resto de grupos, dejando sola a la coalición que gobierna la Generalitat.

Benet Salellas se ha desmarcado en nombre de la CUP de la posición de JxSí y ha defendido "blindar" el carácter público del agua en los trabajos en ponencia, si bien ha criticado el "postureo político" de los socialistas.

Ha reprochado, en este sentido, al PSC que haya promovido políticas de privatización de servicios públicos, de su gestión y unas tarifas "más caras", y ha denunciado 'puertas giratorias' como en el caso de la exsecretaria del Govern de José Montilla y exdiputada Laia Bonet, que es "ni más ni menos directiva de ATLL".

"Queremos que la gestión del agua sea enteramente pública, pero combatiremos la hipocresía y el cinismo parlamentario", ha advertido Salellas, quien ha recordado así que PSC y SíQueEsPot votaron en contra de una moción de su partido sobre ATLL.

En defensa de la enmienda a la totalidad, el diputado de Junts pel Sí Marc Sanglas ha considerado que en la proposición de ley "se mezclan conceptos" y "se introducen elementos de confusión", aunque ha dicho compartir "que alguna cosa no se ha hecho bien".

Para JxSí la propuesta "es inoportuna" ya que lo adecuado habría sido "esperar a la resolución del expediente informativo abierto por la Generalitat a la concesionaria, y esperar también la sentencia del recurso ante el Tribunal Supremo, porque si ésta confirma la anulación, la Generalitat no tendrá que indemnizar.

Según Sanglas, la propuesta "es una medida 'chavista', sin tener en cuenta las repercusiones", puesto que JxSí estima en 1.200 millones de euros el impacto económico que supone romper el contrato unilateralmente, una cifra que ha sido cuestionada por otros grupos.

Desde Ciudadanos, Marina Bravo ha señalado que "teniendo en cuenta que la cuenca Ter-Llobregat suministra el 60 % del agua que consumen los catalanes, se trata de un suministro estratégico", y ha lamentado que la privatización se hiciera "deprisa y corriendo a través de las leyes ómnibus: es una chapuza".

Desde Catalunya Sí Que Es Pot, Hortènsia Grau ha destacado que la iniciativa es oportuna porque significa empezar a revertir la privatización, y ha recordado que "en toda Europa se están revirtiendo privatizaciones del servicio del agua, como es el caso de Berlín, que ha conseguido que sea de nuevo público".

Por su parte, el diputado del PPC Santi Rodríguez ha argumentado que su partido defendió en 2012 la gestión "indirecta" de ATLL debido a su situación económica y financiera, pero ha asegurado que durante este proceso no ha habido "transparencia" ni una "correcta fiscalización" de la gestión.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin