Política

El PP castiga a Rivera y prefiere tomarse un tiempo antes de fijar una reunión con él

Rivera pasa por delante de Rajoy para subir a la tribuna. Imagen: EFE

La dirección nacional del PP está molesta con el duro ataque que ha dedicado Albert Rivera a Mariano Rajoy durante el debate de investidura que se celebra en el Congreso y, por lo pronto, prefiere tomarse un "poquito de tiempo" antes de fijar una reunión con Ciudadanos para buscar acuerdos, según fuentes 'populares'. Rivera carga contra Rajoy y tienta al PP a romper la disciplina.

Rivera ha aprovechado su turno de réplica al candidato socialista para cargar contra Rajoy por la corrupción en el PP y para advertir al líder del PP que no es verosímil que encabece un pacto contra este problema cuando "no ha limpiado ni su casa".

En las filas del PP están sorprendidos por el hecho de que Rivera haya sido incluso más duro que el propio Pedro Sánchez, algo que enmarcan en su intento de justificar su voto afirmativo al candidato socialista en un momento en el que los votos de C's son "irrelevantes" desde el punto de vista de la aritmética parlamentaria.

Aunque Ciudadanos y el PP se emplazaron a mantener una reunión a partir del 7 de marzo, fuentes del PP admiten ahora que no hay prisa para fijar ese encuentro. "Vamos a esperar a que baje el souflé del debate", resume un dirigente del PP, que recuerda además que quien tiene la llave para que haya gobierno es el Partido Socialista y no la formación de Rivera.

En el PP ya se acuña Ciudadanos-Socialistas

En el cuartel general de los 'populares' apuntan a la celebración de nuevas elecciones como escenario más probable, sobre todo cuando constatan que hoy se han "roto los puentes" entre los socialistas y Podemos tras el agrio debate que ha enfrentado a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Y con ese horizonte electoral a la vista, varios cargos del PP ya acuñan el lema 'Ciudadanos-Socialistas' y ven una oportunidad electoral de recuperar a los votantes 'populares' que optaron por la formación naranja el pasado 20 de diciembre.

Según explica un dirigente próximo a Rajoy, siete de cada diez votos que logró C's eran originariamente del PP, por lo que ahora su partido tiene que "fijar en la retina" de esos ciudadanos que Rivera ha decidido "irse con el PSOE". "Si hay elecciones tendremos que advertir a esos votantes que el C's volverá a elegir al PSOE para hacerlo presidente", ha resumido un parlamentario del Grupo Popular.

Ataques a Rivera en las redes sociales

El PP ha centrado en Rivera sus principales ataques en esta jornada, unas críticas que también han recogido las redes sociales. "Albert Rivera está entregado al PSOE. El PP no vota socialistas", ha recalcado el partido desde su cuenta oficial de Twitter, desde donde también ha acusado a la formación naranja de ser "muleta del PSOE".

El propio vicesecretario de Organización, Fernando Martínez Maillo ha calificado de "patético" que Rivera se haya convertido en el nuevo portavoz del PSOE. ¿Qué pensarán sus votantes?". "El apoyo de Rivera al candidato perdedor Sánchez le convierte en intrascendente", ha llegado a decir poco después.

"Romper todos los puentes"

Por su parte, el propio Rivera ha acusado al líder del PP de haber "roto todos los puentes para el diálogo" porque "le negó" la palabra tras la carta que él mismo le envío la semana pasada.

"Si el señor Rajoy le ha negado la reunión y la mano al único partido que quiere dialogar con ellos pues se están aislando ellos solitos", ha lamentado Rivera en declaraciones a distintos medios.

El líder de Ciudadanos ha sido especialmente crítico con Rajoy, a quien ha recordado que con su "mera abstención" en el segundo debate de investidura que tendrá lugar este viernes, puede conseguir que se inicie la legislatura en España con un Gobierno constitucionalista, en el que Podemos no esté y que evite un referéndum independentista en Cataluña.

El PP, "necesario"

Rivera ha expresado que hay que contar con el PP dado que tiene mayoría en el senado. Además, ha dicho, es un partido europeísta y que está en el pacto antiterrorista - al contrario que Podemos ha enfatizado-.

"El PP es un partido necesario para la gobernabilidad de España" ha recalcado Rivera, quien ha insistido en que son más las cosas que unen a Ciudadanos con los 7 millones de votantes del PP que las que lo separan. Así, ha explicado que va a seguir intentando dialogar con el PP pero no para que todo siga igual, sino para reformar España PP".

La opción "menos mala"

Ha reprochado a Rajoy que vote en contra del acuerdo entre Ciudadanos y PSOE, con el que tanto el partido de Iglesias como los partidos independentistas -ERC, DyL- se mostraron muy enfadados este miércoles en el Congreso y le ha recordado que en política "uno no escoge la mejor opción, sino la menos mala".

La peor opción, ha opinado Rivera, sería el asalto al Poder de Podemos. Ha insistido en que Rajoy tiene en sus manos evitarlo y le ha acusado de inmovilismo político, una actitud con la que, ha sostenido, "gente válida" en el PP no está de acuerdo.

"El problema de Rajoy es que no tiene credibilidad para decir: yo todo lo que no he hecho con mayoría absoluta, lo voy a hacer ahora con minoría y dialogando", ha subrayado Rivera, quien ha insistido en que la nueva etapa de España precisa de "coraje, valentía y convicción" y no la pereza de Rajoy, quien dice no al Rey cuando le propone candidato a la investidura. Eso sí, ha recalcado, él no "va a hacerle las primarias al PP".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin