Política

Madrid galardona a Celia Amorós por contribuir al empoderamiento de la mujer

Madrid, 8 mar (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid ha concedido hoy el premio honorífico Clara Campoamor, en su undécima edición, a la filósofa y ensayista valenciana Celia Amorós por su contribución al empoderamiento de las mujeres desde el pensamiento feminista.

La hija de la premiada ha recogido el galardón en un acto que ha tenido lugar en los jardines de Cecilio Rodriguez, al que han asistido, además de la alcaldesa de Madrid (Ahora Madrid), Manuela Carmena, las portavoces del resto de grupos: Esperanza Aguirre (PP), Purificación Causapié (PSOE) y Begoña Villacís (C's).

En el acto, se ha leído la declaración institucional aprobada en el Pleno por todos los grupos políticos, que muestra el "más firme rechazo" de Madrid al discurso machista y manifiesta el apoyo al movimiento feminista en la lucha de la consecución de la igualdad.

En su discurso, la alcaldesa se ha enorgullecido de que todos los grupos políticos firmasen esa declaración que reclama que "Madrid necesita feminismo", además de reivindicar el acceso a la cultura para todas las mujeres.

Según ha dicho la alcaldesa, todavía en el mundo hay más analfabetismo entre las mujeres que entre los hombres, y en España, en el pasado, a las mujeres se les prohibió estudiar.

Tras reivindicar a la premiada, Celia Amorós, y a Simone de Beauvoir y Concepción Arenal, Manuela Carmena ha asegurado que su generación ya ha completado "su fase" y que ahora toca a las mujeres jóvenes pensar "por dónde va a seguir el feminismo".

Y a juicio de la alcaldesa, en esta nueva etapa se debe desarrollar "la cultura de la mujer", lo que implica que la "antiviolencia tiene que estar en la cúspide" y "dirigir el mundo".

La alcaldesa de Madrid, a preguntas de los periodistas al finalizar el acto, se ha mostrado convencida de que la política sería mejor si hubiera más mujeres actuando con la "cultura de la mujer", algo que en su opinión "ayudaría al acuerdo".

Por su parte, la portavoz del PP, Esperanza Aguirre, ha deseado la llegada de un momento en que el día de la Mujer no tenga que celebrarse nunca porque eso significaría que ya no queda nada por hacer por la consecución de la igualdad en todo el mundo, y ha pedido "pensar" para encontrar las herramientas más eficaces para luchar contra la violencia machista.

Esperanza Aguirre ha denunciado que las mujeres del mundo libre viven con derechos reconocidos pero con "discriminaciones de hecho" y ha reivindicado además la necesidad de que los occidentales ayuden a las mujeres que, por vivir en regímenes "fundamentalistas islámicos", soportan atavismos como las mutilaciones sexuales o la ablación del clítoris.

Por su parte, la portavoz socialista, Purificación Causapié, ha recordado a todas esas mujeres que en su camino hacia Europa se enfrentan a los malos tratos y al machismo, a las que en Madrid son violentadas y "traficadas", y a aquellas que sufren un "día a día de maltrato" con el que se debe acabar.

"Hoy tenemos un Ayuntamiento donde hay muchas mujeres, pero el otro día veía la sesión de investidura y había muchos hombres. (...) Hay muchos hombres y faltan no solo mujeres, sino también feminismo en la política española", ha comentado Causapié.

Begoña Villacís, en su intervención, ha remarcado que todas las portavoces de los grupos políticos del Ayuntamiento son mujeres y ha agradecido que las madres y abuelas hayan "allanado tanto el camino" a las mujeres de su generación.

"No hay que olvidar que hasta hace muy poquito, hasta el año 81, no podíamos salir del país sin el permiso de nuestros maridos, no podíamos sacar dinero de una cuenta corriente sin permiso. Ahí sí que había nacido yo", ha dicho Villacís, que, convencida de que "habrá una igualdad pronto", se ha mostrado confiada en que sus hijas lo vean.

En representación de Celia Amorós -que no ha asistido a la entrega del galardón por enfermedad-, su hija, Celia Márquez Amorós, ha trasladado el deseo de su madre de compartir el premio con "todas y todos" los que desde la teoría y desde la práctica contribuyen a hilvanar esos "hilos violeta" del feminismo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin