Política

Tania Sánchez está en el origen de la fractura de Podemos en Madrid

Tania Sánchez, en el Congreso. Imagen: EFE

Aunque parecía mantenerse en un segundo plano político desde su salida de IU y su posterior fracaso a la hora de conformar su plataforma Convocatoria por Madrid así como desde su puesto en la lista de Podemos por Madrid y en su nueva labor de diputada, lo cierto es que Tania Sánchez estaría en el origen de la fractura que ahora sufre el partido 'morado' en Madrid.

Pese a que el desembarco de Tania Sánchez en Podemos nunca se escenificó como tal, ya que pasó de glosar una constante negativa a ingresar en el partido de su expareja, Pablo Iglesias, a ser incluida en las listas por Madrid en las generales, lo que sí que consiguió la exconcejal de Rivas Vaciamadrid fue colocar cuadros afines a ella en la estructura de la formación 'morada' en la región madrileña, informa el diario El Mundo.

Todo comenzó con su impulso a la hora de erigir candidaturas municipales por todo Madrid junto a Podemos para las últimas elecciones locales, lo que provocó conflictos internos en diversas localidades como Aranjuez o Alcorcón. El impulso a estas candidaturas provocó que, sin tener un cargo orgánico en Podemos, Tania Sánchez lograse filtrar personalidades afines a ellas en las bases de Podemos en Madrid.

Una mancha de aceite en el organigrama de Podemos en Madrid que ahora se ha hecho trizas con diez dimisiones de cargos cercanos al 'número dos' Íñigo Errejón. Unas dimisiones de las que sus protagonistas han culpado al secretario general del partido en Madrid, Luis Alegre, pero también a Miguel Ángel Vila, 'número dos' de la formación en Madrid y actual diputado que, sin embargo, se volcó en hacer campaña por Burgos para ser elegido el 20D olvidando Madrid. Por ello, las acusaciones de "parálisis" que se vertieron contra Alegre se han hecho extensivas a Vila, afín a Tania Sánchez y con el que se ve habitualmente hablando y compartiendo escaño con la exconcejal de Rivas en el Congreso.

Una de las acusaciones contra Vila es que no supo dialogar con los diferentes consejos ciudadanos de los municipios, provocando a su vez el hartazgo de Emilio Delgado, el primer dimisionario cercano a Errejón. Un reproche que creció en las generales, habida cuenta de que el sector más cercano a Errejón no vio con buenos ojos la inclusión de Tania Sánchez en la listas por las generales.

Vila lo niega todo

Vila, por su parte, ha eludido hacer declaraciones sobre las diez dimisiones que se produjeron la semana pasada en la dirección autonómica de su formación, y de la que él forma parte como número dos de Alegre.

Tras presentar en el registro del Congreso una proposición no de ley para instar al Gobierno a acabar con los denominados "falsos becarios", Vila ha comparecido junto a varios compañeros de partido ante los medios para explicar la iniciativa; comparecencia en la que ha sido preguntado hasta tres veces por las dimisiones en Podemos Madrid.

"Insisto en que el tema hoy es acabar con los fraudes en las contrataciones por becas", ha afirmado la segunda ocasión en que los periodistas han preguntado sobre las "diferencias" que llevaron a diez dirigentes madrileños a dejar su cargo, con duras críticas hacia el secretario general autonómico, al que acusan de dejación de sus funciones como líder regional del partido.

"De verdad que hoy es día para hablar del fraude en la contratación de las becas, no estamos para otra cosa", ha reiterado Vila en la que ha sido su primera comparecencia ante los medios desde que comenzaran las dimisiones el pasado lunes, con el abandono del secretario de Organización madrileño, Emilio Delgado.

La dirección madrileña se reunirá esta semana

Posteriormente, en una conversación informal con periodistas, Vila ha negado que el partido atraviese una crisis interna, aunque ha reconocido que no esperaban las dimisiones, ya que la dirección autonómica ya había acordado abordar próximamente un debate político y organizativo en el seno del Consejo Ciudadano madrileño. No obstante, ha mostrado respeto por la decisión de sus compañeros de dar un paso atrás.

Asimismo, ha explicado que ese debate sigue en pie y que tendrá lugar esta semana, aunque todavía no se ha cerrado una fecha para celebrar ese nuevo Consejo Ciudadano Autonómico. En esta línea, ha asegurado que la dirección madrileña, conformada actualmente por 23 personas, sigue trabajando con normalidad y no tiene previsto abrir ningún tipo de proceso interno ni nombrar una gestora, ya que todavía tiene "quorum suficiente para seguir funcionando" -el límite está en 18 miembros-.

Además, al igual que ya hicieron los principales dirigentes nacionales de Podemos la pasada semana, Vila ha negado cualquier tipo de traslación de la situación en Madrid a la dirección estatal, y ha denunciado "filtraciones interesadas y falsas".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin