Política

El Senado cerca a los fotógrafos para evitar más 'pilladas' a sus señorías

Senado. Imagen: Efe

Nada queda a salvo del objetivo de una cámara y sus señorías lo saben de primera mano. La Mesa del Senado aprobó el pasado martes dos medidas que dificultan la labor de los fotógrafos en la Cámara Alta, una es la de restringir el acceso a ciertas tribunas y la otra, la prohibición de ópticas de distancia focal 300 o superior, los teleobjetivos.

La Mesa del Senado, con mayoría del PP, busca evitar más fotos "comprometedoras" para los senadores, publica el Huffington Post. Estas medidas se adoptan días después de que se filtraran los mensajes amenazadores que Rita Barberá envió a sus filas, justo después de que todo el partido en Valencia fuera imputado en el 'caso Taula' por presunto blanqueo de dinero y financiación ilícita del PP valenciano.

Estos límites a los reporteros gráficos que cubren plenos y sesiones no son nuevos. Ya en 2011, por ejemplo, la Mesa del Congreso aprobó la retirada de acreditaciones a los fotógrafos que se adentraran en la intimidad de los políticos. En ese momento, la medida se tomó después de que se filtrara un SMS del móvil de Alfredo Pérez Rubalcaba en el que se leía que Alberto Ruiz Gallardón iba a ser nombrado ministro de Defensa.

Y es que las pilladas son ya demasiadas. Y no solo en forma de SMS ni en las Cámaras. Allá dónde hay un político hay un objetivo que puede captar imágenes como la que se difundió en 2012 en la que aparecían dos diputados del PP jugando a 'Apalabrados' mientras la Asamblea de Madrid debatía sobre la polémica privatización sanitaria.

Y en juegos, sus señorías están a la última. El debate sobre el estado de la Nación de 2015 dejó otro momento para el recuerdo. Celia Villalobos fue 'pillada' jugando con la tablet al Candy Crush o algún juego similar durante una de las intervenciones del entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El vídeo, publicado por La Marea, dio tema para días.

"El PP es una mierda". Ese mensaje escrito por el presidente del PP en el Parlament, Daniel Sirera, allá por 2009 y publicado por el diario Avui también trajo cola. Sirera, además de intentar explicar que lo que dijo no lo sentía, anunció acciones penales y civiles contra la publicación del SMS por considerarlo una "agresión brutal" al derecho fundamental de mantener comunicaciones privadas.

Las notas del líder de Podemos, Pablo Iglesias, filtradas tras su encuentro con Pedro Sánchez son el último ejemplo de 'descuidos políticos'.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
Letradocabreado
A Favor
En Contra

Eso es transparencia, y lo demás, tonterías. Y nadie protesta (empezando por los podemitas). No tenemos remedio.

Puntuación -1
#1
carlitros
A Favor
En Contra

Qué curioso, el Senado, con mayoría del PP, y trabajando en pro de la transparencia que tanto llevan por bandera, aunque querría saber qué grupos han votado a favor de la medida, al final no se salva ni el "apuntaor"

Puntuación 0
#2