Política

Corea del Norte prueba el motor de un nuevo misil balístico intercontinental

Seúl, 9 abr (EFE).- Corea del Norte aseguró hoy haber probado con éxito el motor de un nuevo misil balístico intercontinental en una base del noroeste del país, según informó la agencia estatal de noticias KCNA.

Según la información remitida por KCNA, la acción responde a una orden directa del líder norcoreano, Kim Jong-un, que instó a "probar un nuevo tipo de motor para un misil balístico intercontinental y acudió personalmente a la estación espacial de Sohae para supervisar el test".

"El gran éxito logrado en la prueba brinda la garantía de poder sumar una nueva forma de ataque nuclear sobre los imperialistas de Estados Unidos y otras fuerzas hostiles", afirma el texto.

"Ahora la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial del país) puede equipar un nuevo tipo de misil balístico intercontinental con cabezas nucleares más poderosas y mantener cualquier cenagal de maldad en la tierra, incluido EE.UU., al alcance de nuestros ataques para convertirlos en ceniza", concluye.

El texto no explica en qué fecha se condujo el experimento ni qué tipo de proyectil ha sido sometido a pruebas.

Desde está base situada en la provincia de Pyongan del Norte, frente a la costa del Mar Amarillo y a unos 50 kilómetros de la frontera con China, Corea del Norte lanzó el pasado 7 de febrero un satélite a bordo de un cohete, algo que la comunidad internacional considera un ensayo encubierto de misiles.

El pasado 2 de marzo el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó un nuevo paquete de sanciones para castigar este lanzamiento así como el ensayo nuclear realizado por Pyongyang el 6 de enero.

La prueba del motor de la que se ha informado hoy se suma a una serie de progresos que Pyongyang se ha atribuido en los últimos meses dentro de su programa nuclear y de misiles.

Los analistas consideran que el régimen de Kim Jong-un busca afianzar su posición tras las sanciones de la ONU y en un momento en que las tropas de Seúl y Washington realizan sus maniobras anuales en territorio surcoreano, algo que Pyongyang denuncia como un ensayo para invadir su territorio.

También se estima que esta política de propaganda va destinada a ensalzar la figura y logros de Kim de cara a la asamblea, la primera en 36 años, que celebrará el partido único norcoreano el próximo mayo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin