Política

El PSOE se camufla en unidad para emitir este sábado su primer 'no' oficial a Rajoy

Pedro Sánchez aclarará su posición frente a una investidura de Rajoy. Imagen: EFE

¿Qué piensa Pedro Sánchez sobre Rajoy? Pocos lo saben con certeza en este momento. La dirección general del PSOE lo tiene claro. Algo así como, "'no' es 'no', que parte de 'no' no ha entendido", luego, "votaremos 'no' y no nos abstendremos". Sin embargo, no son pocas las voces que sostienen la influencia que Felipe González puede estar ejerciendo sobre el secretario general. Y González quiere una abstención que facilite el Gobierno de Rajoy. Y añade: "No estoy seguro de lo que quiere hacer el PSOE".

Felipe González no está solo, aunque el miércoles el Partido Socialista hiciera piña para evidenciar la soledad reflexiva del expresidente socialista. Además de Fernández Vara, primer barón en hablar a las claras de esta solución política, Luis Solana, Ramón Jáuregui, Josep Borrell también están abonados a la corriente del diálogo que contradice las primeras señales que está emitiendo Ferraz.

A comienzos de semana, y tras más de 8 jornadas de clamorosos silencios, Pedro Sánchez comenzaba su ronda de contactos con los barones de las distintas federaciones socialistas. Los encuentros finalizaban ayer. El silente Sánchez ha podido oír en su despacho, desde aquellos que le animan a retomar la aventura de una nueva legislatura con la izquierda, a los más conservadores y decididos a instalarse en la oposición y reorganizar el partido, una solución que, por mucho 'no' que pregone el PSOE, solo se consigue con la abstención o un modelo original de abstención, que es en lo que, según fuentes de EcoDiario.es, está ahora la formación socialista.

Sánchez necesita tiempo. En los mentideros políticos bromean diciendo que se está "haciendo un Rajoy". Dejar pasar el tiempo, observar, observar, y... Un tiempo que habría pedido, directa o indirectamente al presidente en funciones para inhalar oxígeno y poder construir un relato con el que convencer a las bases del partido socialista -el ala más ideologizada de cualquier agrupación política- de las ventajas institucionales, puede que también personales, de una abstención en la investidura de Mariano Rajoy. A cambio, Sánchez podría hacerse valer y exigir un programa de reformas a un precio muy caro, pero garantizando así su estatus de jefe de la oposición al que aspira un partido que quiere ser mayoritario.

Sánchez puede elegir. Desde el Partido Popular, desde el Gobierno, transmiten celeridad pero calma. Hay tiempo. Aun quedan reuniones, comités varios, encuentro con el Rey. Y después llegará el momento del dilema para Pedro Sánchez presionado por su devenir en el seno del Partido Socialista, por el PNV, por Ciudadanos, por Coalición Canaria que le piden que deje de hacer el paripé y aclare su política de pactos; por Unidos Podemos, que a medias le invita a encontrar una solución gubernativa de izquierdas, y por último, por los enemigos internos que tratan de moverle del sillón y aprovechar los resultados del 26J para hacerle caer por el precipicio.

En todo este tiempo, la única directriz socialista que parece mantenerse es la de evitar las terceras elecciones. La cuestión es cómo evitar otros nuevos comicios, lo que en palabras del PSOE tendría arreglo con la suma de afinidades ideológicas de la derecha en el Parlamento español.

Con esta encrucijada llega Pedro Sánchez al Comité Federal de hoy. Buscar respuesta al debate de Rajoy será lo más simple. Un 'no' como una casa, anticipan los socialistas. Pero tras esa declaración, que posiblemente será circunstancial, Sánchez tendrá que lidiar con corrientes dentro del partido, las sensibilidades a la hora de pactar, el discurso ideológico, los pactos con Unidos Podemos en Ayuntamientos y comunidades autónomas y el lastre en las urnas, el papel de oposición y el futuro del partido. Eso sin añadir, que a última hora se plantee otra consulta a la militancia que podría complicar las cosas, a menos para Sánchez.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin