Política

Los conservadores y los socialistas volverán a gobernar juntos en Serbia

Belgrado, 8 ago (EFE).- El primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, anunció hoy que su Partido Progresista (SNS, de centroderecha) volverá a gobernar en coalición con el Partido Socialista de Serbia, tres meses y medio después de celebrarse elecciones anticipadas.

Vucic explicó en rueda de prensa que mañana presentará ante el Parlamento la composición y el programa del nuevo Ejecutivo, cuyo principal objetivo será el desarrollo económico del país.

Pese a que el SNS, junto a varias formaciones asociadas, obtuvo el pasado 24 de abril el 48,2 por ciento de los votos y una cómoda mayoría absoluta, Vucic ha decidido volver a incluir a los socialistas en el Gobierno, repitiendo así la coalición en el poder entre 2014 y 2016.

Vucic decidió la celebración de elecciones generales dos años antes de lo previsto alegando que su Gobierno necesitaba un fuerte respaldo para acometer en los próximos años amplios cambios en la Administración y reformas económicas que ha asegurado serán duras.

El primer ministro sumará a los 131 diputados que tiene su formación (en un Parlamento de 250 escaños), los 29 que tienen los socialistas.

El nuevo Gobierno también contará con el apoyo del SVM, partido de la minoría húngara, con cuatro escaños en la Cámara, que también formaba parte de la coalición anterior.

Vucic anunció que en el nuevo Gobierno habrá al menos seis ministros nuevos, de un total de dieciocho, incluidos varios independientes, y aseguró que el suyo será un Ejecutivo de "éxito, experiencia y frescura".

Vucic, con diferencia el político más popular del país, fue en su día militante del ultranacionalista Partido Radical Serbio y ministro con el presidente Slobodan Milosevic, socialista.

De defender al criminal de guerra serbobosnio Radovan Karadzic y su jefe militar, Ratko Mladic, juzgado en La Haya, el primer ministro serbio ha evolucionado hacia posturas europeístas y ha mostrado público arrepentimiento por su pasado político.

Su gestión se ha caracterizado por la austeridad económica y por el anuncio de reformas, desde privatizaciones a la reducción de la Administración pública, que aún no ha llegado a aplicar.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin